sábado, abril 13

Agentes sociales y universidades públicas se unen en favor de la oficialidad del catalán en la UE

Con el lema en inglés “Yes to catalán”, representantes de las principales organizaciones socioeconómicas y universitarias de Catalunya firman una carta dirigida a los 27 estados de la UE en la que reclaman que la reunión de este martes del Consejo de Asuntos Generales de la UE reconozca al catalán como lengua oficial y de trabajo de la UE. La iniciativa, promovida por Òmnium Cultural se ha hecho al margen de la actuación del ministerio español de Exteriores a favor de esta oficialidad. El líder de Òmnium, Xavier Antich, ha mostrado su confianza en que se consiga este estatus legal para el catalán.

El texto subraya que el catalán es la tercera lengua más hablada de la Unión, con más de diez millones de hablantes y, por ello, es una aportación singular “al patrimonio cultural europeo”. La oficialidad permitiría una “vitalidad y normalización plena” para el catalán.

Los firmantes destacan que la no oficialidad en Europa hace que el catalán no esté incluido en cuestiones clave como el etiquetaje de productos, el sector audiovisual y las tecnologías, las redes sociales o las inteligencias artificiales. La carta recuerda que muchas lenguas con un número de hablantes menor que el catalán ya son oficiales. El manifiesto lo han leído este lunes los actores Sergi López y Silvia Qer en la sede del Institut d’Estudis Catalans en Barcelona, con la presencia de representantes de las universidades públicas y las organizaciones sindicales y empresariales más representativas.

Optimismo de Antich

Noticias relacionadas

Tras la lectura del texto, Antich ha destacado que la reclamación tiene que ver con la «oportunidad» actual -las negociaciones de investidura- para superar el «agravio» histórico que supone, ha afirmado, que el catalán todavía no sea oficial. El responsable de Òmnium cree que en las dos próximas reuniones de la UE que, bajo presidencia española, abordarán la oficialidad del catalán, se conseguirá este objetivo. «Si no en la primera, en la segunda; no contemplamos ninguna otra posibilidad que no sea que se reconozca que el catalán pueda ser oficial«, ha aseverado. De lo contrario, a su juicio, se atentaría «contra la igualdad de oportunidades».

Sin coordinación

Antich ha reconocido que no ha habido coordinación con el Ministerio de Exteriores, encargado de las negociaciones con el resto de los 26 Estados de la UE. «El ámbito de Òmnium es Catalunya, los Països Catalans, la presión la ejercemos en las instituciones propias», ha argumentado, al tiempo que ha querido destacar que el manifiesto es el fruto «de la potencia del consenso» y que, al respecto, «tanto las instituciones de autogobierno como los partidos saquen sus consecuencias».