miércoles, julio 17

Albares no ve oposición en la UE a usar el catalán, euskera y gallego en el Europarlamento

El Gobierno confía en que no haya problema alguno para que el catalán, el euskera y el galego sean aprobadas como lenguas oficiales de la Unión Europea. Pese a que ya se ha intentando en otros momentos, el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel Albares, confía en que este nuevo impulso sea el definitivo y que las tres lenguas sean incluídas en el reglamento lingüístico de la UE tras la «propuesta firme» planteada por el Gobierno de coalición. La petición se analizará en el Consejo de Asuntos Generales (CAG) del próximo 19 de septiembre.

 «No me consta que haya ningún país, ni públicamente, ni oficiosamente, que se haya opuesto por el momento a esta petición española», ha sentenciado en una entrevista con Europa Press. En este sentido, ha recalcado que «la propuesta del Gobierno es clara y firme». Esa propuesta se hizo el pasado 17 de agosto, a través de una carta, y como parte del acuerdo al que el PSOE llegó con Junts para que los independentistas catalanes apoyaran a la socialista Francina Armengol como presidenta del Congreso.

Albares ha explicado que en las últimas semanas ha mantenido el contacto con numerosos colegas europeos, para lo que también aprovechó la reunión informal de ministros de Exteriores de la UE celebrada en Toledo, y que no ha encontrado oposición alguna a esta petición.  «Por eso lo llevamos al Consejo de Asuntos Generales y trabajamos para recabar esa unanimidad«, ha dicho, apuntando que confían en que el día 19 se pueda tomar una decisión favorable al respecto.

Los tiempos

En 2006, el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero hizo un intento similar para que el catalán, el euskera y el gallego se pudieran usar en los plenos de la Eurocámara. Fuentes de esta Cámara recuerdan que, por entonces, uno de los argumentos políticos que se utilizaron para rechazar la petición fue que ninguna de estas lenguas se empleaban en el Congreso de los Diputados. Sin embargo, esto podría cambiar ahora con la reforma del Reglamento de la Cámara baja que han pactado PSOE y ERC y que permitiría el uso de las lenguas cooficiales.

No obstante, preguntado por un calendario exacto sobre el posible pleno uso de estas lenguas en el Parlamento Europeo, Albares ha señalado que no puede pronunciarse hasta que no compruebe cómo se desarrolla el debate del día 19 de septiembre. El único antecedente comparable es el del gaélico que fue reconocido como lengua oficial y de trabajo de la UE en 2007, pero no fue hasta el 1 de enero de 2022 cuando obtuvo su estatus pleno como tal, después de que el Gobierno irlandés solicitara en 2015 que se iniciara el proceso gradual para ello.

Noticias relacionadas

Además, la Plataforma per la Llengua ha anunciado este sábado que llevará a cabo una campaña durante los próximos meses para insistir en la oficialidad del catalán en la Unión Europea (UE). Según han explicado, realizarán acciones tanto en el «dominio lingüístico como en el corazón de Europa» antes de las reuniones del Consejo de la UE del 19 de setiembre y el 23 de octubre, donde el organismo puede deliberar sobre la petición.

El PP no es la CDU

En otro orden de cosas, Albares ha rechazado la posibilidad de que en España pueda darse una gran coalición como la hubo en Alemania porque el PP de Alberto Núñez Feijóo no es la derecha que representaba la CDU de Ángela Merkel.  «Ya me gustaría a mí que en España hubiera una derecha como la derecha alemana que representaba Ángela Merkel y que representa la CDU», ha sentenciado. Además, el ministro de Exteriores ha bromeado con la última propuesta de Feijóo de gobernar solo dos años: «Hemos pasado de eso a rogar al presidente Sánchez que le deje gobernar dos años. ¿Qué es lo siguiente? ¿Que le deje gobernar un año? ¿Que le deje gobernar un mes? ¿Que le deje gobernar una semana?».