martes, junio 18

Alejandro Fernández rechaza las «tutelas» de Feijóo y pide un PP sin «titubeos» con el independentismo

Alejandro Fernández avisó de que hablaría «sin tutelas». Y así lo hizo. En el primer discurso del presidente del PP Catalán tras la polémica por cuestionar la decisión de Alberto Nuñez Feijóo de incluir a Junts en la ronda de contactos para la investidura, Fernández ha sido claro. «El mejor servicio que puedes hacer a tu país y a tu partido es dar tu opinión. Y la voy a seguir dando, de manera libre y sin tutelas. Es un derecho irrenunciable», ha afirmado nada más empezar su conferencia política.

En un auditorio del hotel Gran Marina, Fernández ha pedido dar una respuesta con «firmeza absoluta» y «sin titubeos» a los que considera que es un «nuevo desafío independentista» y alejarse tanto como sea posible de las tentaciones de «copiar al PSC», a quien ha acusado de haberse borrado del bloque constitucionalista. Según Fernández, hay tentaciones de acercarse a tesis como las de los socialistas para mejorar resultados en Catalunya, pero ha avisado de que: «ni somos el PSC, ni podemos serlo, ni queremos serlo». Un aviso a Feijóo que ha sonado a enmienda a lo que ha venido defendiendo desde su llegado, con apuestas por ideas como el «catalanismo constitucional» y el «bilingüismo cordial».

Y también ha querido dejar claro cuál es su apuesta política a partir de ahora. Fernández se ha alineado con las tesis del expresidente Josep María Aznar y ha tachado de «humillación» la posibilidad de que se haga una ley de amnistía, o que haya cambios en el estado de las autonomías como los que propone el lendakari Urkullu, que considera que sería hacer un «segunda transición para una España confederal asimétrica» por «la puerta de atrás».

En este punto, sí ha secundado la estratégia actual de Génova y ha asegurado que apoyará al presidente de su partido, Alberto Nuñez Feijóo, en la lucha contra esta amnistía y que estará en el acto que los populares preparan para el otro fin de semana. «Pretenden que volvamos a ser los ‘paganinis’ y la moneda de cambio de los pactos con los separatistas. No lo vamos a permitir», ha exclamado, pidiendo también al todo constitucionalismo que se vuelva a «reconstruir» para luchar contra lo que considera que es el retorno del ‘procés’.

Sin las caras más destacadas del partido

Tras semanas de silencio, Fernández decidió celebrar una conferencia para exponer su opinión política en un acto que llevaba por título ‘El proceso separatista, 2ª parte: ¿y ahora qué?’, y que consiguió reunir a muchos representantes de las entidades constitucionalistas -desde Societat Civil, hasta S’ha Acabat o Escola Bilingüe-. Sin embargo, el acto estuvo marcado más por ausencias, que por las presencias.

Desde la primera fila lo escuchaban atentamente sus dos escuderos en el Parlament, Lorena Roldán y Daniel Serrano, además de la diputada al Congreso María Dolores Llanos de Luna, y también había históricos como Milián Mestre. Pero no estaban pesos pesados como Manu Reyes, Daniel Sirera, Dolors Montserrat, Santi Rodríguez, Josep Tutusaus o Nacho Martín Blanco; la mayor parte de los cuales alegaron problemas de agenda. Aunque quizás la ausencia más destacada fue la del vicesecretario de organización del partido, Miguel Tellado, que a pesar de estar en Barcelona este jueves -donde ha celebrado un encuentro informativo con Sirera- y de realizar una reunión con la dirección provincial de Barcelona -sin Fernández-, no se ha quedado a la conferencia.

El origen del conflicto

Noticias relacionadas

La desautorización del presidente del PPC a Feijóo molestó a una parte importante del partido, que lo vio como la enésima descortesía de Fernández a la dirección estatal, pero también como el inicio de un pulso para quedarse en la dirección del partido, ante la posibilidad de que Génova convoque un congreso ara relevarlo. Actualmente, las relaciones entre Fernández y la dirección estatal son practicamente inexistentes. Fernández no asiste a las reuniones de barones en Madrid y su participación durante las últimas campañas fue prácticamente testimonial.

Sin embargo, Génova quiere esperar a que se resuelva la coyuntura estatal para convocar el aplazado congreso. Ademas, las elecciones catalanas no están previstas hasta febrero 2025 y, por lo tanto, no urge buscar un nuevo líder, que sería también el candidato a las elecciones catalanas. Aunque tampoco está nada claro quién sería la alternativa de Feijóo. En los últimos meses, han sonado varios nombres, desde Dolors Montserrat, hasta Manu Reyes o Daniel Sirera, pero según varias fuentes consultadas, ninguno de ellos querría dar el paso. Al menos, por ahora.