domingo, julio 14

AMP ignoró advertencias sobre muelle de Taboga

La Universidad Tecnológica de Panamá (UTP), desde el año 2017, advirtió que el muelle de la isla Taboga tenía serias deficiencias técnicas y que el mismo tenía que ser reubicado por un factor del movimiento de las olas en el lugar que está.

A pesar de ello, la Autoridad Marítima de Panamá (AMP) ignoró los informes técnicos de la UTP y en la administración de Noriel Arauz, se contrató a la empresa Mesolju Marine Services Corp, propiedad de Roger Moreno, para que reconstruyera dicho muelle.

Dicho contrato fue por la suma de novecientos setenta y cinco mil doscientos cincuenta y tres dólares con once centavos (975,253.11) y el pasado 3 de septiembre de este año, se cumplieron las advertencias de la UTP con dicho muelle, su estructura colapsó debido a las fuertes mareas que afectaron el pacífico panameño.

Dentro de la contratación hecha en el año 2020, bajo la administración de Araúz, por casi un millón de dólares, se contrató el retiro de los pilotes y la construcción de unos nuevos hincados. Igualmente, se contrató la construcción de un nuevo sistema de rodaje de la pasarela y de un pontón.

A pesar de la advertencia que su ubicación lo hacía propenso a sufrir daños de presentarse fuertes oleajes, tal como ocurrió.

Regístrate para recibir contenido exclusivo

Además de esto, la AMP pagó la instalación de un sistema de defensa tipo caucho de alta densidad, en los lados largos del pontón.

A pesar de todo esto, el pasado 3 de septiembre, dicho muelle fue cerrado por espacio de cinco días debido a las malas condiciones del mismo, dejando dudas sobre las reparaciones que se le habían realizado.’

975

novecientos setenta y cinco mil doscientos cincuenta y tres dólares con once centavos fue el monto del contrato.

Personal de Ingeniería de la dirección de Puertos e Industrias Marítimas Auxiliares de la AMP fue la que reparó la estructura afectada por las mareas máximas.

Ahora salen alertas de dicha contratación con Mesolju Marine Services Corp, ya que Araúz tiene relación directa con dicha empresa, pues según fuentes periodísticas, antes de ser nombrado administrador de la AMP por el Gobierno de Laurentino Cortizo, laboró para este grupo económico.

Razón por la cual, según expertos, Mesolju Marine Services Corp, cuyo presidente y representante legal es Roger Moreno, debió declararse impedido para realizar este contrato con la AMP.

Suscríbete al newsletter #AlDíaConPanamáAmérica

Las noticias que importan directo a tu inbox

Incluso se conoce de la relación personal entre Araúz y Moreno, y de otros contratos que se han concretado durante su administración.

En un informe de inspección judicial también salen a relucir las advertencias del muelle antes de la contratación de Mesolju Marine Services Corp, que también ignoró Arauz.

Entre dichas advertencias están: deterioro del concreto y de las armaduras de acero dentro del mismo, desgaste de la alteración de un metal.

También salió a relucir, deterioró por compresión, algo que es resultante de las presiones o tensiones que existían dentro de la estructura.

Hay que recordar que la administración de Araúz al frente de la AMP, ha estado llena de conflictos y señalamientos por afectaciones causadas a uno de los negocios más lucrativos del país, como lo es el abanderamiento de naves.

La gestión de Araúz es una de las más señaladas de negociados y otros escándalos que han llevado a Panamá a perder el liderazgo en el abanderamiento de barcos a nivel internacional.

En su momento, el director de Marina Mercante de la Autoridad Marítima de Panamá, Rafael Cigarruista, mano derecha de Araúz en la AMP, intentó deslindarse de su responsabilidad por la crisis en el abanderamiento panameño de barcos. Sin embargo, abogados y expertos lo cuestionan directamente como el responsable del descalabro que ha tenido el registro panameño de barcos en esta administración, tanto en número de patentes, como en el cumplimiento de los estándares de seguridad que dictan las normas internacionales para las naves.

Este año Panamá no solo ingreso a la lista gris o de advertencia del MoU de París sobre seguridad, sino que está por perder en el primer año la calificación que le permitió ingresar al programa de la guardia costera de Estados Unidos llamado Qualship 21.

Se trata de un programa al que aplican solo los registros de barcos que logran el estándar de seguridad ambiental.

¡Mira lo que tiene nuestro canal de YouTube!