miércoles, julio 17

Bi Bank Panamá muestra la importancia de la sostenibilidad y el futuro

Resulta inimaginable considerar los proyectos empresariales en la actualidad sin tomar en consideración la sostenibilidad, el medio ambiente y la preocupación global por los temas sociales. En resumen, la sostenibilidad ya no es solo una preocupación de un grupo de defensores, sino de empresas y líderes del mundo contemporáneo.

Dentro de esas compañías, se incluye el sector financiero. Siendo pilares fundamentales en la economía global, su influencia es significativa debido a su papel como proveedores de servicios financieros, que pueden ofrecer oportunidades para implementar proyectos que impulsen soluciones sostenibles en beneficio del medio ambiente. Debido a su alcance y a los cambios actuales, los bancos desempeñan un papel crucial en este ecosistema.

Como banco responsable, Bi Bank Panamá está comprometido en implementar y apoyar el desarrollo de proyectos sostenibles e impulsar iniciativas culturales y educativas en Panamá para ir migrando a ese modelo cada vez más necesario.

BiBank (2)

¿Cómo la sostenibilidad impulsa el trabajo de los bancos?

La sostenibilidad está transformando las prácticas de los bancos en distintos sentidos. Por una parte, siendo más consciente de su impacto en el medio ambiente han cambiado algunas acciones, por otra, impulsando la imagen de las instituciones debido a sus operaciones novedosas y limpias.

Algunas de esas prácticas son:

Reputación y responsabilidad social: las nuevas generaciones ven de buena manera aquellas compañías preocupadas por el impacto de sus acciones en el medio ambiente. Tal es la importancia que muchos trabajadores lo considerarán al momento de elegir para quiénes trabajar. 

Teniendo en cuenta eso, además de la preocupante situación mundial respecto a la naturaleza, el sector bancario se ha mostrado responsable de cara al medio ambiente y a la sociedad. Con dichas prácticas y valores, además de construir una identidad y reputación por sus acciones, contribuyen a cuidar el planeta y crear un mejor futuro para las personas.

Control de riesgos: hay que tener en cuenta que los factores ambientales, sociales y de gobernanza (ASG) son significativos para la estabilidad financiera de cualquier institución. Es por esta razón, que los bancos han adoptado prácticas para la gestión de riesgos, de manera que se pueda identificar, prever y mitigar cualquier tipo de peligro.

Al incluir normas y criterios que respondan a los factores ASG en sus políticas, por ejemplo, de inversiones, los bancos pueden cuidarse de mejor forma ante todo tipo de riesgos financieros. Sin mencionar la seguridad que brinda a sus clientes.

Innovaciones y nuevas opciones de negocios: a medida que crece la conciencia sobre el impacto ambiental de las empresas, las actividades empiezan a aumentar. De los cambios implementados se generan nuevas demandas y necesidades. Los bancos pueden verse beneficiados por estos cambios al anticiparse a las nuevas exigencias del mercado al ofrecer servicios sostenibles.

Los bancos pueden trabajar en el financiamiento de proyectos verdes, la inversión de energías renovables, así como el apoyo y convenios con empresas socialmente responsables. Se cuida a la naturaleza y a la sociedad, a la vez que expande considerablemente la lista de sus servicios.

Apoyo al desarrollo sostenible

Continuando con el punto anterior, los bancos desempeñan un papel en la promoción de la sostenibilidad al financiar proyectos orientados al medio ambiente y al bienestar social. Un ejemplo de esto son los bancos que tienen políticas de otorgar créditos de manera responsable, de esta manera aseguran que sus servicios se destinen a causas nobles y se conviertan en referentes para las instituciones que fomentan la protección de la naturaleza.

Estas prácticas terminan por convertir a los bancos en asesores para aquellos que quieran implementar prácticas sostenibles, a la vez que se convierten en catalizadores de cambio en diversos ámbitos de la sociedad.

El trabajo sostenible de Bi Bank 

Bi Bank ha entendido que en la nueva era es imprescindible mantener un equilibrio económico, social y ambiental para lograr la buena gestión empresarial. Han comprendido que la relación entre el desarrollo social y ambiental es crucial para el continuo crecimiento de las empresas.

Es por esta razón que el Consejo de Administración en 2022 aprobó la “Política de Sostenibilidad” para la empresa, y estableció la Asistencia de Gerencia General, el cual se enfoca en cuatro pilares básicos: 

  • Uso eficiente de recursos para disminuir la huella ecológica
  • Propuesta e implementación de productos y servicios que consideran criterios ambientales, sociales y de gobierno corporativo
  • Gestión completa de los riesgos ambientales y sociales 
  • Espacios de educación e inclusión financiera que permitan la formación de grupos de interés.

Los proyectos sostenibles son trabajos que no pueden realizarse solos, por esa razón Bi Bank se convirtió en signatario de los Principios de Banca Responsable de la Iniciativa Financiera del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente.

La búsqueda del desarrollo sostenible es un esfuerzo constante que no puede llevarse a cabo de manera individual, sino que requiere de prácticas coordinadas y acuerdos para lograr resultados efectivos. Tomar conciencia de su importancia es clave para asegurar un futuro próspero para las sociedades.