sábado, abril 13

Colau lamenta los «ataques personales» de Iglesias y la «deslealtad permanente» de Podemos

Lejos de acabarse, el serial de reproches entre Ada Colau y Pablo Iglesias, continúa. Tras acusarla de lanzar «amenazas» económicas a Podemos y de moverse por una «frustración autoritaria», la líder de los Comuns ha lamentado los «ataques personales» por parte del exlíder de los morados, además de señalar la «deslealtad permanente» que están manteniendo con Sumar y Yolanda Díaz. «No quiero entrar en una rueda de quién debe disculparse primero«, ha espetado Colau en una entrevista en RAC 1 en la que ha descartado totalmente ser ministra en el próximo Gobierno tras reconocer que le ha dado «muchas vueltas».

La líder de los Comuns ha reconocido que no habla con Iglesias desde hace tiempo y que está «relativamente» sorprendida por lo que considera una «sobreactuación» del exlíder de Podemos que ha achacado a una voluntad de «tapar el acuerdo» de Sumar con el PSOE. De hecho, ha considerado que el también exvicepresidente del Gobierno «no ha renunciado» a seguir llevando la batuta de Podemos pese a que su secretaria general es Ione Belarra.

Un acuerdo que «beneficia» a Podemos

«Estoy aquí dando la cara, no quiero entrar en el barro de los ataques personales», ha continuado la exalcaldesa, que ha dejado caer que ha recibido «muchos mensajes de solidaridad», también de dirigentes de Podemos. Sin embargo, ha señalado que el hecho de que los morados «cuestionen casi cada día» el liderazgo de Yolanda Díaz, el espacio de Sumar o que insinúe que irá «por libre» supone una «deslealtad permanente» difícil de sostener. Ante esa actitud, ha subrayado que ella no ha lanzado «ninguna amenaza», sino que ha considerado oportuno recordar que hay un acuerdo firmado que «beneficia mucho a Podemos» -en términos económicos se lleva el 23% de lo que recibe Sumar- y que por eso mismo lo firmó. «No es una amenaza, esto nos vincula a todos», ha afirmado.

Además, si bien Iglesias le echó en cara a Colau que desde su partido se la ha defendido siempre cuando ha sido víctima de casos de ‘lawfare’, la exalcaldesa ha replicado que los Comuns han defendido y denunciado siempre los ataques que ha recibido él por parte de la extrema derecha. «Sin ningún titubeo», ha zanjado. Lo que sí que ha esquivado es responder sobre si considera que Irene Montero debería ser ministra, dirigente con la que ha dejado caer que tiene pendiente quedar.

«He decidido no ser ministra»

Noticias relacionadas

El martes ya dijo que no sería ministra, pero ante una «presión ambiental» que asegura que no cesa, Colau ha explicado que le ha dado «muchas vueltas» a la petición que le ha formulado su propio partido pero que ha llegado a la conclusión de que no quiere serlo. «He decidido no ser ministra, a ver si queda claro», ha insistido. En la decisión, ha argumentado, ha pesado el hecho de estar más con sus hijos después de 8 años dedicada a la alcaldía y la convicción de que puede hacer política desde otros ámbitos. Por ejemplo, se ha ofrecido a ayudar a Sumar a construir organización a nivel estatal.

En esa senda de ser útil al partido desde otras posiciones, ha explicado que después del 23-J fue con Jaume Asens a Ginebra para reunirse con la secretaria general de ERC, Marta Rovira, de la misma manera que Yolanda Díaz se encontró con Carles Puigdemont en Bruselas para allanar el pacto para la investidura.