domingo, julio 14

el 40% se jubilará en 15 años

La falta de médicos en España también afecta al sector privado. En los próximos 15 años, el 40% de los especialistas que trabajan en estos hospitales se habrá jubilado. Actualmente, el 95% de los centros sanitarios privados tiene necesidad «media-alta» de contratación de enfermeras y un 58%, necesita médicos. Lo advierte la patronal del sector justificando que la media de edad del facultativo en activo en España es de 50 años. Además, para 2027, se calcula que harán falta 9.000 médicos anuales en el Sistema Nacional de Salud (SNS), recuerda la Alianza de la Sanidad Privada Española (ASPE).

La entidad pone sobre la mesa la escasez de personal que afecta, de manera estructural, al SNS en su conjunto. Y al sector privado en particular donde, en los hospitales, con datos de un informe de la Fundación IDIS de 2021, trabajan 15.220 médicos, 28.094 enfermeras y 71.379 profesionales de otras categorías. Ante este panorama, ASPE plantea la necesidad de adoptar «medidas flexibles que redunden en una mayor cantidad de profesionales formados» con la que se pueda hacer frente «a la alta demanda» que existe actualmente y que, previsiblemente, prevén, se incrementará en gran medida en los próximos años.

Entre las propuestas que se plantearán al nuevo Gobierno y a las comunidades autónomas, para paliar la escasez de profesionales, el sector avanza que figuran una mayor participación en la formación MIR, la re-especialización médica o la creación de un ciclo superior de formación profesional los Técnicos en Cuidados Auxiliares de Enfermería (TCAEs).

Carlos Rus, presidente de ASPE, se explica: «Debido al tiempo que requiere formar a un profesional sanitario con especialidad para trabajar en el SNS, es más que necesaria una planificación de las necesidades de recursos humanos a medio y largo plazo. Según apuntan todos los análisis, esta planificación debería realizarse, al menos, con una perspectiva a diez años».

El sector privado

La sanidad privada empleó a más de 373.400 profesionales en 2022, la mayor cifra de ocupación desde que hay registros. Supone un incremento de la contratación del 36% con respecto a 2013, apunta ASPE. Sin embargo, y pese a las cifras, la patronal muestra su inquietud y se refiere a retos inminentes como el aumento de la esperanza de vida – con un incremento de las enfermedades crónicas- y que supone más del 80% del gasto sanitario actual; o «el aumento histórico» de las listas de espera en el sistema público de salud, que también tiene repercusiones en la privada.

Para paliar la falta de médicos ASPE propone agilizar los procesos de homologación o flexibilizar los de especialización

ASPE propone seguir ahondando «en la colaboración público-privada; en el diseño de competencias funcionales; en la adaptación de la norma de incompatibilidad del ejercicio profesional a la realidad actual, que evite las diferencias interpretativas entre comunidades autónomas; y en agilizar los procesos de homologación y flexibilizar los de especialización«.

La formación MIR

En 2023 se han ofertado 8.550 plazas MIR, una cifra que, para la patronal del sector, «aún resulta insuficiente ante la alta demanda de profesionales existente«. Con datos del I Informe ASPE, el sector hospitalario privado cuenta solamente con el 3% de las plazas ofertadas (256), siendo Medicina Interna, Anestesiología y Reanimación y Cirugía Ortopédica y Traumatología las especialidades con un mayor número de plazas ocupadas.

De los 432 hospitales privados que hay en España, un total de 60 (un 14%) tienen acreditación docente; Cataluña y Madrid son las comunidades autónomas que disponen de un mayor número de centros sanitarios con dicha acreditación.

En relación con la formación de especialistas, desde la patronal se insta a adoptar «nuevas fórmulas innovadoras» como, por ejemplo, la re-especialización de médicos. ASPE cita el caso de IMED Hospitales, que ha llegado a un acuerdo de colaboración con la Universidad Miguel Hernández de Elche para la creación de una Cátedra de Tecnologías Avanzadas para la rehabilitación. Otro ejemplo, añaden, es el hospital Quirónsalud Córdoba, cuyos especialistas en Reumatología han impartido una formación para médicos de Atención Primaria para que éstos «adquirieran información actualizada útil y práctica».

Reivindicaciones de los médicos

La situación, sin embargo, no es fácil. Porque la patronal también tiene que enfrentarse a las reivindicaciones de los propios médicos que actualmente están trabajando en sus hospitales y que llevan años luchando por una mejora de sus condiciones. Existe una histórica reclamación de los facultativos para que las compañías aseguradoras actualicen sus baremos, lo que ha provocado no pocos movimientos en el sector en los últimos meses.

Más de 50.000 ejercen como autónomos en clínicas o consultas propias, o prestando servicios para centros y hospitales, y llevan años denunciando las bajas tarifas –sobre 8 o 9 euros por una primera consulta de un médico general y en torno a 15, si es un especialista- que les pagan las aseguradoras

Familias profesionales

Pero la inquietud del sector privado no sólo es por la falta de médicos que ya sufren y, auguran, seguirán sufriendo. Un reciente informe realizado por el portal de trabajo Infoempleo y la consultora LHH Recruitment Solutions, del Grupo Adecco, titulado ‘Informe Infoempleo Adecco 2022: Oferta y demanda de empleo en España’, concluye que la crisis sanitaria de los últimos tres años ha convertido al sector sanitario en el mayor demandante de candidatos con formación superior (31,68%) en España. Enfermería encabeza la lista de titulaciones más demandadas, seguida de Medicina y Biomedicina. Detrás, en el ránking, los grados de Educación y Pedagogía.

En esa línea, ASPE pide regular estudios formativos superiores en el caso de los TCAEs «que permitan a estos profesionales cubrir un mayor número de funciones en este ámbito». En España son casi 130.000 de los que 112.000 trabajan en la sanidad pública y en torno a 13.500 en la privada. Este mismo verano, la Federación de Sanidad y Sectores Sociosanitarios de CCOO (FSS-CCOO) ha presentado ese primer estudio sobre las condiciones laborales del colectivo y cifraba en, al menos, 47.000 los TCAEs que se deberían incorporar a los hospitales españoles para cumplir las ratios adecuadas.

Sueldos más bajos

Respecto a la regulación de los estudios formativos superiores que pide ASPE, es una vieja reclamación del colectivo. Así lo explica a EL PERIÓDICO DE ESPAÑA Rosa Cuadrado, responsable de Acción Sindical de la FSS-CCOO. «Los avances científicos y tecnológicos en el área sanitaria se suceden a un ritmo vertiginoso y sólo una actualización constante de conocimientos puede garantizar TCAEs preparadas para el reto que asumen«, indica.

La dificultad de la sanidad privada para encontrar enfermeras tiene que ver con las condiciones laborales, peores que en la pública, dice CCOO

CCOO lleva más de una década reivindicando la necesidad de que la formación de estos profesionales sea un FP de Grado Superior y, por lo tanto, la necesidad de modificar y adecuar el currículo formativo del colectivo, sus conocimientos y competencias. «Otra cosa a tener en cuenta, es que la dificultad de la sanidad privada para que trabajen en estos centros graduadas en Enfermería, tiene mucho que ver con las malas condiciones laborales y salariales de muchas empresas de este sector, por lo que las profesionales prefieren trabajar en el SNS y no sería deseable la pretensión de querer sustituir a unas profesionales por otras, que además saldrían ‘más baratas’«, añade.

En Madrid, el pasado 12 de julio, CCOO Sanidad firmaba el acuerdo que dará oxígeno a la situación de los 75.000 profesionales que, como venían denunciando, trabajan en condiciones laborales «muy precarias» en la sanidad privada, con sueldos hasta un 50% inferiores a sus compañeros de la sanidad pública

Ciclos formativos

Noticias relacionadas

ASPE, por su parte, insiste en la importancia de la formación de los TCAEs «para paliar la demanda existente». Por eso, junto con el Centro Oficial de Formación Profesional CCC ha acordado que los alumnos de esta entidad que cursan ciclos formativos técnicos relacionados con este sector puedan hacer prácticas en empresas sanitarias asociadas.

«Este acuerdo, además, permitirá hacer frente a la formación de profesionales técnicos de la sanidad privada en activo para actualizar sus conocimientos y poder reciclarse cursando titulaciones del centro de estudios de FP oficial», precisan. Concluyen citando otro caso de «las posibilidades que ofrece la FP al sector sanitario«. Aluden al Grupo Recoletas Red Hospitalaria que, el pasado junio, convocó un Ciclo Formativo de Grado Superior de Formación Profesional en Técnicos en Diagnóstico Médico por la Imagen y Medicina Nuclear, en la provincia de Ourense, para futuros especialistas en esta rama sanitaria.