lunes, junio 17

El fiscal especial pide limitar las declaraciones de Trump sobre sus presuntas interferencias en las elecciones de 2020

El fiscal especial estadounidense, Jack Smith, ha pedido a la jueza de distritoTanya Chutkan que emita una orden que imponga al expresidente Donald Trump límites «estrechos» a la hora de hacer declaraciones públicas sobre el caso de su intento de interferir en los resultados electorales de 2020, según un expediente judicial del viernes recogido por un canal de televisión.

«El acusado tiene una práctica establecida de emitir declaraciones públicas incendiarias dirigidas a individuos o instituciones que representan un obstáculo o un desafío para él», ha denunciado Smith en un documento presentado ante el Tribunal de Distrito.

Los fiscales buscan impedir que Trump se pronuncie sobre «la identidad, el testimonio o la credibilidad de posibles testigos», así como restringir sus comentarios sobre «cualquier parte, testigo, abogado, personal del tribunal o posibles miembros del jurado que sean despectivos, provocadores o intimidantes».

El objetivo es, han defendido los fiscales, «proteger a los posibles jurados del miedo a las amenazas y el acoso que surgen de las declaraciones públicas despectivas e incendiarias» de Donald Trump.

Desacreditación del candidato

El círculo del expresidente considera que este gesto es «una flagrante interferencia electoral» con el propósito de desacreditar al que es, «con diferencia, el principal candidato» en la carrera hacia los comicios del próximo año.

Mientras, Chutkan ha señalado el 25 de septiembre como fecha límite en la que el equipo del republicano deberá responder a la solicitud del Gobierno. Asimismo, la jurista ya había solicitado a Trump que no profiriera contra los testigos, el jurado y otros involucrados en el caso.

El exmandatario, por su parte, presentó a principios de esta semana una moción en la que recriminaba la falta de imparcialidad de Chutkan, por declaraciones anteriores sobre algunos acusados en casos del 6 de enero, y solicitaba que se apartara del caso.

Este jueves, un juez del estado de Georgia dictaminó que sólo dos de las 19 personas imputadas en la causa por presunta conspiración electoral que implica al expresidente Donald Trump serían juzgadas en octubre, lo que por ahora deja en el aire la fecha en que el magnate se sentará en el banquillo.

La decisión del juez no establece ninguna fecha precisa para Trump y los otros 16 imputados que faltan, pero ya los plazos se retrasan al menos hasta diciembre. Trump tiene otros tres frentes judiciales abiertos, por lo que previsiblemente se le acumularán las causas en 2024.

Trump y el resto de acusadosse declararon inocentes al entregarse en agosto a las autoridades. Se les acusa de formar parte de una red criminal que aspiraba a revertir los resultados de las elecciones presidenciales de 2020, en las que se impuso el demócrata Joe Biden.