martes, abril 16

El gabinete del doctor Caputari, de Ernesto Ekaizer

Hay una frase de Javier Milei (Buenos Aires, 1970) que no puede ser más sensato y que repitió una y otra vez durante su campaña y en el duelo televisivo final. «Es imposible cambiar la realidad haciendo las mismas cosas una Argentina distinta es imposible con las mismas cosas de siempre«. Y mire desde allí, el realismo mágico de la política argentina exigió que el flamante presidente se embarcara en hacer exactamente lo contrario, después de haber ganado con gran amplitud y con la libertad que ansiaba alcanzar, sin tener, teóricamente, que negociar con nadie. .

Uno de los principales economistas y artífices del plan lanzado durante el gobierno de Mauricio Macri (2015-2019), Primer Ministro de Finanzas, luego Ministro de Finanzas y, más tarde, Presidente del Banco Central, dijo: Luis Caputo (Buenos Aires, 1965), uno de los altos cargos más denostado públicamente por Milei, él es el nuevo zar de la economía argentina. miley La acusó de herencia: “Se fumó 15.000 millones de dólares y nos merecíamos este despiole [desaguisado] de las leliq [Letras de liquidez con las cuales el Banco Central regula la cantidad de dinero circulante]. Caputo es uno de los responsables de los desastres ocurridos en el Banco Central», Digo Milei hace tres semanas, 24 de noviembre.

Si, es lo mismo Caputo quien ha elegido miley -después de una transacción con Mauricio Macri y otros magnates con poder para componer el desastre que empezó a tejer y que continuó el Gobierno peronista de Alberto Fernández. Sí la inflación que dejó Macri si es alrededor del 70%, menor Fernández 140% satisfecho.

el caso es este miley No, simplemente no querrás hacer nada diferente hasta que decidas hacer lo que has estado intentando hacer desde entonces. Y, para más inri, con el cariño de siempre.

Argentina evoca cierto paralelismo con la crisis económica de la República de Weimar, en particular la Alemania de los años 21-23, los años de la Gran Hiperinflación. Por aquellos años se estrenó la película ‘El Gabinete del Doctor Caligari’ (el film de Roberto Viena en Berlín, 1920) sobre el papel del cineasta Vincenzo Lo Brutto descrito en 2005 como «el colapso moral y físico de Alemania en este tiempo, con un lento avance que provoca estragos en una sociedad distorsionada y desequilibrada, una metáfora de un país en caos».

Hasta miley en su discurso se explicó que la inflación podría alcanzar hasta el 15.000%, cifra sin duda inventada artificialmente sobre la base del dólar, al igual que sobre ella. discurso el martes pasado Caputo Agregué el ejemplo de una casa donde podría costar 60.000 pesos.

Ven bien dijo el comentarista de radio Víctor Hugo Morales, en el programa ‘La Mañana’ de Radio AM750, el discurso de miley «Estoy aquí para impresionar al gremio» [tontos, según el diccionario de americanismos de la RAE].

Si leen la información sobre la economía argentina emitida en agosto por el equipo del Fondo Monetario Internacional (FMI) que visitó Buenos Aires, les avisaremos hacia dónde ha subido el plan del gabinete del doctor Caputari. El centavo, como es habitual en el Fondo, está en el déficit fiscal y en la necesidad de resolver la crisis financiera del Banco Central ante la negativa situación de las reservas internacionales. En el Paladín Romano: no quieres pagar en el contador del emisor.

El FMI no incluye en el esquema del plan las cifras que ya había armado con los enviados del Gobierno Alberto Fernández. Aquí es donde estaba ubicada la oficina del Dr. Caputari. Se trata de un plan diseñado para pagar a los agricultores extranjeros y nacionales, una deuda contraria a la política de Caputo-Macri y planteada por su sucesor, Alberto Fernández.

Lejos del anarcocapitalismo, apelando al economista norteamericano Murray Rothbard (Estados Unidos 1926-1995) que por favor miley en su campaña, es un programa tan intervencionista para el Estado que tiene que determinar los ingresos de los pensionistas por decreto gubernamental (además de otras medidas para importadores y exportadores).

El Banco Central argentino debe conseguir dólares y aspirar a pagar 25.000 millones de dólares anuales en intereses de la deuda. Y para él creó una política de entrada donde los asalariados y los pensionistas son los principales paganos.

Tipo de cambio con el dólar

El punto de partida ha llegado –incluso si usted habló tímidamente con el gobierno de Alberto Fernández– un megaajuste del tipo de marcha. El dólar oficial se apreció un 100%, de 400 pesos a 800 pesos por unidad, lo que en términos de devaluación o pérdida de valor del peso supone un 50% (subiendo en términos reales hasta un 70%) frente a los 400 pesos si se compra ahora por 0,50. dólares.

La regulación suponía la liberalización de los precios, el uso de combustibles y las tarifas de los servicios públicos, pero de esta manera se mantiene el costo de cambio, o restricciones al acceso a divisas para controlar el flujo de divisas del país y evitar la especulación sobre el dólar.

Desde 2018, según indicadores seleccionados sobre el sector externo del FMI, los argentinos han retirado del país 78.000 millones de dólares reales hasta el segundo trimestre de 2023 y los tenedores de bonos argentinos han vendido bonos argentinos por valor de 23.000 millones de dólares. .

El dinero para cargar estas cantidades se tomó de un préstamo del FMI, de las reservas internacionales del Banco Central, que están en saldo negativo, y de una operación de swap facilitada por el Banco Popular Chino (línea que fue cancelada por el Gobierno de Xi Jinping a raíz de los insultos de miley contra China en la campaña y que ahora intentan renovarse).

Noticias relacionadas

La crisis de naturalidad financiera del Banco Central (la compra a manos llenas durante el último año de bonos gubernamentales) que ha superado cualquier esquema de monetización del déficit para intentar compensar la fuga de capitales. Esta crisis financiera junto con la culpa la tiene el tumor que ahora tiene una metástasis más generalizada.

El agravamiento de la crisis financiera en el corto plazo – el Banco Central tenderá a aumentar en lugar de disminuir la emisión monetaria – y la mejora de la hiperinflación se suman a la recesión que provocará también la paralización de toda la obra pública. Milei sabe lo que viene. Por eso, los argentinos advirtieron que tendrían una ampliación. Es decir, standancamiento con la inflación. En realidad, si fuera breve: estamos hablando de hiperinflación con fuertes caídas de la actividad económica. miley No propongo que se haya cambiado todo para que todo sea igual («El Leopardo»). Más bien para que vaya a peor. Es el ‘shock’.