domingo, mayo 19

El Gobierno balear, dispuesto a eliminar el requisito del catalán en toda la función pública

El Gobierno balear se ha vuelto a mostrar dispuesto a eliminar el requisito del catalán en toda la función pública. Después de que el Partido Popular votara en contra de mantener dicho requisito el pasado miércoles en una comisión del Parlament, el portavoz del Ejecutivo, Toni Costa, no ha descartado esta posibilidad en ningún momento. «Lo que se manifestó en esta comisión es que podría haber cambios en esta legislatura o podría ser que no. ¿Se mantendrá el requisito? No necesariamente, en el medio o largo plazo se estudiará y tomaremos las decisiones».

Costa ha confirmado que los populares ratificarán su voto en contra de la PNL el próximo martes en el Parlament en la que se instaba al Govern «a mantener el requisito del catalán» en los procedimientos selectivos de acceso a la función pública. «Si en la comisión se votó en un sentido, se mantendrá el sentido del voto que es el de no pronunciarse en este aspecto, ni descartarlo ni dejarlo de descartar«, ha afirmado el portavoz del Govern.

Asimismo, ha querido justificar el posicionamiento del Govern en relación a que toda la función pública engloba también a los sanitarios, donde dicho requisito ya está suprimido. «Se habla de si tenía que ser un requisito en toda la función pública de Balears o no y ya hay una parte de personal sanitario en el que no es un requisito. Si hubiéramos votado a favor seríamos incoherentes con nuestra posición».

El voto en contra del PP en la comisión

El Partido Popular votó en contra el pasado miércoles a la PNL presentada por el PSIB, en la que se instaba al Govern «a mantener el requisito del catalán en los procedimientos selectivos de acceso a la función pública y para ocupar puestos de trabajo de la Administración de la Comunidad Autónoma, para garantizar los derechos lingüísticos de los ciudadanos y ciudadanas catalanohablantes de estas islas».

Noticias relacionadas

El PP decidió no darle apoyo. Este punto obtuvo seis votos a favor (izquierda) y seis votos en contra (PP), por lo que se elevará directamente al pleno del Parlament para que se lleve a cabo la votación definitiva el próximo martes.

Los populares rechazaron esta iniciativa y han propuesto que, en lugar de exigir el requisito, se «garantice que el personal de la administración autonómica cuente con medios de asesoramiento y formación suficientes en materia lingüística». También incluye el diseño de «un programa formativo en materia de lengua en el ámbito sanitario».