lunes, junio 17

El Govern es optimista con la oficialidad del catalán en la UE tras reunirse con embajadores

En la lucha para lograr la oficialidad del catalán en la UE, este lunes era una fecha importante para la Generalitat. La ‘consellera’ de Acción Exterior, Mertixell Serret, ha viajado hasta Madrid para reunirse con varios embajadores de países europeos para lograr los apoyos necesarios o, como mínimo, para tratar de disipar reticencias. Tras las reuniones, Serret se ha mostrado convencida de que hay una oportunidad de que sea posible porque «no hay el veto explícito por parte de ningún Estado».

La ‘consellera’ se ha reunido con tres embajadores, de los que no ha querido dar la identidad para «no poner el foco en ningún Estado«. Han sido encuentros «positivos» en los cuales la Generalitat ha defendido sus argumentos para lograr el ‘sí’. No ha sido difícil la exposición, ya que el Govern ya hace un tiempo elaboró un argumentario que ha enviado a todos los ministerios de Asuntos Exteriores de los países de la Unión Europea. «Estamos haciendo todo lo posible para que la propuesta de oficialidad llegue a buen puerto», ha dicho en declaraciones a los periodistas.

Estamos haciendo todo los posible para que la propuesta de oficialidad llegue a buen puerto

Meritxell Serret

Consellera de Acción Exterior

La próxima cita importante para empezar a saber si el catalán sube de estatus será la reunión del Consejo Europeo del 24 de octubre, donde podría haber una decisión definitiva. Serret no ha querido generar más presión de la cuenta para no generar «expectativas». Para el Govern, de ese día tan solo espera poder decir que la lucha continua. «Que pase lo que pase, no se cierre la puerta», ha resumido. La Generalitat considera que el objetivo es posible, pero que aún queda mucho trabajo para «generar consenso».

Noticias relacionadas

Serret no solo se ha visto con embajadores, sino que también lo ha hecho con representantes del ministerio de Asuntos Exteriores. En esta cita, de lo que se trataba era de ganar «coordinación» para lograr la oficialidad del catalán. En el Palau de la Generalitat ven una posibilidad real de conseguirlo y, de ahí, la colaboración sin reparos con el Gobierno. Eso sí, ha advertido que el Govern ya no rebajará su «máxima ambición» con el tema. Es decir, que el objetivo es la oficialidad plena.

Estas reuniones con embajadores es solo una de las patas de l’acción exterior de la Generalitat para lograr que el catalán sea oficial. También se está contactando con los ministerios de Asuntos Exteriores de los países miembros y con los representantes permanentes que tienen en Bruselas ante la UE. De hecho, la ‘consellera’ ha anunciado que a finales de semana viajará hacia la capital belga.