martes, abril 16

El juez llama al fundador de FTX a declarar sin jurado para conocer primero sus argumentos

Desde que empezó el juicio, a principios de octubre, la Fiscalía ha llamado a declarar a varios de los principales ejecutivos de FTX, incluidos Nishad Singh, cofundador de FTX

El fundador de la plataforma de criptomonedas FTX, Sam Bankman-Fried (SBF), fue llamado este jueves como testigo en el juicio por fraude en su contra, pero el juez mandó a casa al jurado para conocer primero sus argumentos y decidir cuáles admite.

Desde que empezó el juicio, a principios de octubre, la Fiscalía ha llamado a declarar a varios de los principales ejecutivos de FTX, incluidos Nishad Singh, cofundador de FTX, y Caroline Ellison, su expareja y la exdirectora ejecutiva de Alameda Research, asociada a la plataforma.

Después de que los fiscales terminaran esta mañana su presentación, empezó la segunda parte del proceso con el turno de la defensa de SBF, que llamó a declarar a una abogada de Las Bahamas y después avisó de que su cliente tomaría la silla de los testigos, según indicaron medios acreditados.

Los abogados de SBF dijeron que su testimonio llevaría unas cuatro o cinco horas, tras lo que el juez Lewis Kaplan ordenó al jurado irse a casa para escuchar antes los argumentos del acusado y decidir qué puede testificar ante las personas encargadas de analizar las pruebas y emitir un veredicto.

De acuerdo con The Wall Street Journal, el magistrado quiso tener esta audiencia con SBF después de que los fiscales objetaran a algunas de las cuestiones que el acusado planeaba abordar, por ejemplo la presencia de abogados en la toma de decisiones de FTX.

La decisión de SBF de testificar en defensa propia, un movimiento inusual en un juicio, se conoció ayer, supuestamente después de que ambas partes garantizaran que el acusado dispondría de un medicamento para el trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH).

En la audiencia de Kaplan con SBF de esta tarde para conocer sus argumentos, el acusado ha tratado temas como el uso de aplicaciones de mensajería encriptada entre empleados, los intentos de pirateo de la plataforma y su política de retención de datos, de acuerdo con el Journal.