domingo, julio 14

ERC rechaza un nuevo «café para todos» en financiación y exige negociación «bilateral»

La secretaria general adjunta y portavoz de ERC, Marta Vilalta, ha rechazado que la revisión del sistema de financiación autonómica deba pasar por un nuevo «café para todos» y ha exigido al Gobierno del Estado una negociación «bilateral» con CataluNYa, que permita poner fin al «déficit fiscal» catalán.

En una entrevista con EFE, Vilalta ha puntualizado que ERC no pretende «eliminar la solidaridad» interterritorial, sino que quiere acabar con los «agravios» hacia Catalunya que genera el actual modelo de financiación.

Así lo ha planteado después de que la ministra de Hacienda en funciones, María Jesús Montero, afirmara esta semana que la reforma del sistema de financiación autonómica era una «urgencia» y que podía ser uno de los puntos de la negociación para la investidura de Pedro Sánchez con las fuerzas independentistas.

Una de las condiciones que plantea ERC para ofrecer a Sánchez el apoyo de sus siete diputados en el Congreso es resolver «el déficit fiscal que padece Cataluña», pero la solución, según Vilalta, solo puede llegar a través de una negociación a dos bandas.

«Ya sabemos que hay cosas que no funcionarán: una negociación multilateral, un café para todos, no servirá, porque esta película ya la hemos visto anteriormente y no ha servido para acabar con esta situación injusta del déficit fiscal que sufre Catalunya», ha dicho.

Lo que reclama Esquerra es «hablar de esta situación y poder solucionarla de forma bilateral, obviamente con los mecanismos de solidaridad que sean necesarios», ha subrayado Vilalta, que forma parte del equipo negociador designado por ERC para la investidura.

Según la dirigente republicana, el actual sistema de financiación, caducado desde hace nueve años, es «absolutamente injusto» y, al igual que los anteriores modelos, no ha servido para revertir el «déficit fiscal» de Cataluña, cifrado por el Govern en más de 20.000 millones de euros, cifra equivalente al 8,5 % del PIB catalán.

«El déficit fiscal que sufre Cataluña es de tal magnitud que perjudica los servicios públicos, el Estado del Bienestar, porque nos impide disponer de unos recursos que generamos y que luego no podemos destinar a lo que la ciudadanía de Cataluña se merece. Hay que acabar con este sistema que perjudica Cataluña», ha enfatizado.

Y ha insistido en que esta reclamación no supone acabar con los mecanismos de compensación con otras autonomías: «Esto no significa que haya que eliminar la solidaridad. No estamos diciendo esto. Lo que decimos es que hay una situación injusta, un agravio, y que hay que arreglarlo».

Catalán en las Cortes

Por otra parte, sobre la propuesta lanzada por la líder de Sumar y vicepresidenta segunda del Gobierno, Yolanda Díaz, de reformar el reglamento del Congreso para que los diputados puedan expresarse en las lenguas cooficiales, Vilalta ha dicho que la ve con buenos ojos, pero ha pedido «no marear la perdiz» y ha rechazado que pueda servir como «moneda de cambio» para negociar la investidura de Sánchez.

«Es una cuestión de voluntad política. Hace muchos años que esto podría haber pasado. No hacía falta que la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, expulsara a los diputados catalanes que hablaban en catalán desde el atril del Congreso», ha remarcado.

Noticias relacionadas

Asimismo, ha reclamado defender el catalán de forma integral y que el Estado «deje de azuzar la cruzada contra el catalán en la escuela«: «No valen las buenas palabras en un ámbito y luego seguir persiguiendo, sobre todo a través de las instancias judiciales, el catalán en el ámbito escolar», ha protestado.

«Si ahora hablan de defender el catalán en el marco de las Cortes españolas, bienvenido sea. Que defiendan también el catalán en el marco del sistema de inmersión lingüística y no alienten esta cruzada judicial que estamos sufriendo desde hace unos años», ha agregado.