miércoles, abril 24

General Motors alcanza un principio de acuerdo con los sindicatos para poner fin a la huelga

Actualizado

Los fuertes incrementos salariales son similares a los negociados con Stellantis y Ford en los ltimos das

Un grupo de trabajadores del sindicato del motor estadounidense este domingo..PATRICK T. FALLON

General Motors se sum a Ford y Stellantis al alcanzar un acuerdo preliminar de nuevo convenio con el sindicato del automvil en Estados Unidos, abriendo la puerta a dar por zanjada la peor huelga de trabajadores del sector de los ltimos 25 aos. La fumata blanca entre las partes llega dos das despus de que la United Automobile Workers (UAW) extendiera los parones a la principal planta de General Motors en Estados Unidos, la de Spring Hill, Tennessee, donde se fabrican motores.

Aunque los trminos exactos del acuerdo an se desconocen, se espera que sean parecidos a lo pactado con Ford el mircoles y Stellantis el sbado, incluyendo un aumento inmediato del 11% en el salario por hora de los trabajadores sindicados y un 14% adicional durante los cuatro aos y medio de contrato. El convenio incluira adems un ajuste en el coste de vida para proteger a los empleados de los aumentos inflacionarios.

Parece el final de seis semanas de huelga que no solo han golpeado la lnea de flotacin del Big Three de Detroit sino que han dejado momentos histricos como la visita del presidente Joe Biden a uno de los piquetes de trabajadores en Michigan, la primera vez que un presidente se una a una manifestacin sindical.

Desde que caduc el convenio el pasado 15 de septiembre, el sindicato ha convocado a ms de 14.000 trabajadores a detener la produccin en plantas de GM en Missouri, Texas, Tennessee y Texas, lo que a buen seguro se ver reflejado en sus nmeros de produccin este ao y el desempeo de sus acciones. La huelga ha detenido las fbricas donde se producen algunos de sus modelos ms vendidos, incluyendo el Cadillac Escalade, el Chevrolet Colorado y el Chevrolet Traverse.

El acuerdo alcanzado por el sindicato presidido por Shawn Fein, aunque lejos del aumento del 40% que pedan inicialmente, es histrico. De ser ratificado, el convenio permitir que el salario de empleados con ms antigedad pasen de los 32 dlares actuales por hora a los 40, elevando sus salarios hasta los 84.000 dlares anuales. En el caso de los menos experimentados, el incremento en las nminas podra ser hasta de un 150%.

Las concesiones de Ford y Stellantis van en la misma lnea. No solo han accedido a pagar ms por la mano de obra en sus fbricas sino que el sindicato ha recibido la promesa de nuevos modelos en plantas que ya haban amenazado con cerrar.

La victoria de los sindicatos es una derrota implcita para los tres gigantes del motor en Estados Unidos, que vern limitada su capacidad para competir con Tesla y otras marcas no sindicalizadas. Sus costes de operacin ya eran ms elevados que los de Toyota y Honda antes de la huelga, un panorama que ahora ha empeorado significativamente. Eso en plena transicin hacia flotas elctricas, con inversiones multimillonarias en materias de bateras y nuevos modelos a pilas.

Mary Barra, presidenta ejecutiva de GM, ya haba avisado del potencial impacto que poda tener un acuerdo de esta naturaleza. «Tenemos que asegurarnos de que tenemos un convenio que nos permite competir y ganar en lo que ya es un mercado desafiante de elctricos», dijo. Al final, han tenido que ceder. Seguir con la huelga hubiera sido mucho peor.