miércoles, julio 17

Grecia permite a las empresas imponer una semana laboral de seis días

Semanas de seis días de trabajo y jornadas de hasta 13 horas, en caso de tener un segundo empleo a tiempo parcial. Son los cambios más conflictivos introducidos por la ley aprobada este viernes por el Parlamento heleno, que ha provocado que miles de griegos salgan a la calle a protestar por la pérdida de derechos que consideraban garantizados.

La norma permite a los trabajadores a tiempo completo buscar voluntariamente un segundo empleo a jornada parcial siempre que se respeten una serie de términos, como que no exista un conflicto de interes entre ambas ocupaciones. Además, la ley habilita a las empresas a implantar la semana laboral de seis días, según explica la agencia Reuters.

De acuerdo con la nueva ley, los trabajadores pueden ser despedidos durante el primer año sin aviso ni compensación, a no ser que se acuerde lo contrario. Además, el texto hace posible un periodo de prueba de hasta seis meses, aunque obliga a las empresas a proporcionar unos términos de empleo detallados.

Otro de los artículos de la nueva legislación se refiere al registro de las jornadas de los trabajadores, según el cual las compañías se enfrentan a una multa de hasta 10.500 euros si no declaran adecuadamente las horas extra de los empleados o los cambios de turno.

La norma también introduce multas y hasta una pena de seis meses de cárcel para aquellos que impidan a los trabajadores acceder a su puesto durante una huelga.

La justificación del Gobierno de Kyriakos Mitsotakis para introducir estos cambios es que favorecerán la eliminación del trabajo no declarado y la creación de empleo. Sin embargo, los sindicatos y los partidos de la oposición afirman que se trata de un ataque a los derechos que conllevará condiciones inhumanas de trabajo.

Huelga y manifestaciones

Los términos de esta ley, aprobada este viernes con los 158 diputados del partido en el Gobierno -el conservador Nueva Democracia, provocaron la víspera la salida a la calle de miles de funcionarios para protestar. Profesores, médicos y personal del transporte marcharon por Atenas el jueves durante una jornada de huelga motivada por los cambios en la legislación.

«La ley abre la puerta a trabajar hasta 13 horas al día hasta que tengamos 74 años (…) También pone fin a las demandas de los trabajadores de aumentos salariales, aumentos que merecen», decía a Reuters Lambrini Christoyanni, presidente del sindicato de empleados agrícolas del Gobierno.

La huelga de este jueves, que es el primer paro desde la reelección de Mitsotakis para un nuevo mandato, fue convocada por el sindicato de funcionarios ADEDY, pero se sumaron trabajadores de otros sectores.