lunes, junio 17

Junts cargará contra Aragonès pero eludirá pedir elecciones o una cuestión de confianza

Junts apretará al ‘president’ de la Generalitat, Pere Aragonès, pero no irá al límite. En el debate de política general que encabezó este martes el jefe del Govern, la posconvergencia conmemora un año de su salida del Consell Executiu con un tono que oficialmente llaman «oposición constructiva», pero que va más allá y roza la descalificación de Aragonès. JxCat lanza una enmienda a la totalidad al Govern del que formaron parte, eso sí, sin cruzar la línea parlamentaria que les llevaría a pedir elecciones, a presentar una moción de censura o a reclamar de nuevo una moción de confianza que dinamitó la alianza en el Palau de la Generalitat.

Según fuentes consultadas por EL PERIÓDICO, las ideas centrales del discurso del líder de las filas de Junts, Albert Batet, serán las de describir al Govern de ERC como un ejecutivo sin cuajo, que genera un debate parlamentario menos trascendente, y que no logra que el independentismo, mayoritario en el Parlament, lo sea en la gobernanza catalana. Pero habrá también, y en especial, una mención a la cuestión clave: las negociaciones en Madrid para una posible investidura de Pedro Sánchez.

Ahí Junts marcará claramente distancias -en una competición que lleva años y ahora es creciente con ERC por la hegemonía independentista- con lo que negocia ERC en Madrid. Batet asegurará que para su formación la estrategia respecto al PSOE pasar por una negociación real para pasar de la mesa de diálogo a un abordaje a fondo de la amnistía y de la autodeterminación.

Esta estrategia ya ha tenido un anticipo este martes en el Parlament, cuando la número dos del grupo de Junts, Mònica Sales, salía en tromba a descalificar el discurso inicial de Aragonès con una serie de epítetos que llegaron incluso a rozar -para indignación de ERC- la descalificación del ‘president’ como eventual negociador con el Gobierno. Lo hizo con estas palabras: «Quien ha liderado el ‘dejarlo estar’, la ruptura de la unidad de partidos y entidades independentistas, no puede liderar la solución del conflicto mediante el ejercicio de la autodeterminación».

Puigdemont no da autoridad a ERC

Noticias relacionadas

Sales hablaba en este tono poco después de que su líder, el ‘expresident’ Carles Puigdemont, ya lanzara unas palabras en Bruselas en las que no daba por buena la autoridad de Aragonès en lo que se refiere a la negociación con el Gobierno. «Yo no soy de ERC, por tanto, no puedo hablar por lo que diga ERC, ni me siento concernido por lo que ERC diga, pacte o decida pactar. Esquerra verá lo que hace Esquerra y nosotros lo que hacemos nosotros», expresó tras participar en un acto con motivo del día Europeo de las Lenguas.

Más allá del discurso de Batet, Junts decidirá cuáles son sus propuestas de resolución para someterlas a votación en el pleno. La intención era incluir la amnistía y la autodeterminación con el objetivo de forzar un pronunciamiento del Parlament al respecto, pero también habrá cuestiones sectoriales para subrayar lo que considera incumplimientos del Govern en asuntos como la gestión de la sequía.