sábado, abril 13

La Guardia Civil vincula a un colaborador de Puigdemont con una cuenta en Alemania abierta cuatro días antes de la humedad

El hasta hace poco colaborador de Carlos Puigdemont en Bélgica, el informático Jaume CabaniAbrí una cuenta corriente en el banco alemán. Banco N6 cuatro días antes de que el expresidente Saliera de España tomara posesión de su cargo en Waterloo, tras una investigación conjunta de EL PERIÓDICO, el canal SWR, afiliado a la Televisión Pública Alemana (ARD), y el Organised Crime and Corruption Reporting Project (OCCRP). De este depósito bancario, con domicilio en la casa de la república (residencia de Puigdemont en Bélgica), se canalizaron aportaciones y donaciones de entidades independientes y se abonaron determinadas cantidades a tres exconsellers que acompañaron al expresident al extranjero para ayudar en su vida en este país. La Guardia Civil está ubicada en Cabaní como pieza clave en la «logística y finanzas (seguridad y tecnología)» de Bruselas y la vincula con este país al país alemán.

El partido del Barcelona Joaquín Aguirreinstructor de lacaso voloh‘ respecto de la presunta trama del juicio, también incluyó a un Cabaní en su auto judicial por lo que extendió y dio impulso a la investigación durante seis meses y que confirma la investigación periódica realizada en 2022 por este diario y por la OCCRP sobre los contactos. de los supuestos enviados rusos con Puigdemont días antes de la Declaración Unilateral de Independencia (DUI) y de los viajes a Moscú de su amigo, Victor Terradellasy del jefe de oficina, Josep Lluís Alay.

La cuenta de Cabaní en Alemania fue abierta el 25 de octubre de 2017, cuatro días antes de que Puigdemont se fuera de España, y hasta el 19 de mayo de 2018 registró abonos por 364.927 euros. El entonces colaborador del expresidente catalán dio como dirección la Avenue del Advocat, 34, Waterloo, su residencia oficial en Bélgica, según la documentación a la que ha tenido acceso el grupo de investigación periodística. Las fuentes consultadas apuntan a la sospecha de que días antes de la DUI se pudiera estar planeando una posible salida de Puigdemont al extranjero.

Recaudación de fondos

[–>

Durante el periodo en que estuvo activa, esta cuenta percibió 112.000 euros de la Associació Units per al Foment de la Cohesió i la Catalanitat, cuyo fundador es un exdirigente de CDC vinculado a Catglobal, con sede el Bélgica, y que, según la Guardia Civil, «al parcer, esa entidad es la utilizada por Carles Puigdemont para recaudar fondos» para el Consell de la República. Ònmium Cultural y la ANC aportaron 80.000 euros y el mismo Cabaní, 66.500 euros de sus cuentas en España. De esos fondos, se traspasó dinero en 2018 a los exconsellers Lluís Puig y Toni Comín (en algunos casos se relaciona con el alquiler de sus viviendas en Bélgica) y se pagaron otros gastos, como un bufete de abogados.

Cabaní ha declarado a los periodistas de SWR, que colabora con este diario en la investigación, que había creado la cuenta para uso personal con el fin de evitar la persecución de la fiscalía española de los «demócratas catalanes» y los participantes en el referéndum unilateral del 1 de octubre del 2017, así como para no está expuesto a «la ley española, al acoso de la reputación pública y al mal abuso de la policía y de las instituciones jurídicas, como lo ha demostrado Pegasus» (programa espía utilizado por el CNI y «acusaciones judiciales poco sólidas».

Gastos en abogados y seguridad

[–>

Cuando se le preguntó de dónde procedía el dinero, Cabani respondió: «El dinero de la cuenta procedía de mi propio patrimonio y de pequeños donantes» (las cantidades más importantes ingresadas, sin embargo, provinieron de entidades soberanistas), a la vez que admitió que se usaron esos fondos para «pagar los gastos de los abogados en Alemania, la seguridad y los gastos de alojamiento» de la infraestructura de dirigentes independentistas en Bélgica. Según el mismo, el banco alemán le cancelo la cuenta, a pesar de darles una explicación sobre el origen de los fondos cuando se lo solicitaron.

El N6 Bank está bajo un especial control del Bundesanstalt für Finanzdienstleistungsaufsicht (BaFin), una entidad responsable de la supervisión de todos los bancos, instituciones de crédito, seguros, fondos e instituciones financieras de Alemania. Su objetivo es garantizar el funcionamiento, la estabilidad y la integridad del mercado financiero de Alemania. Nuestros motivos para ello fueron los déficits en la prevención del blanqueo de capitales», aseguró una fuente de esta institución. También detectaron deficiencias en la identificación verificación de clientes».