sábado, abril 13

«La única reconciliación de la amnistía es la del señor Sánchez con el sillón de presidente»

El calendario de movilizaciones del PP ha encontrado una tarima de lo más propicia ante la que ha levantado en pleno centro de Málaga, a la sombra de la gigantesca bandera de España de la plaza de la Constitución. Su concentración contra la amnistía ha coincidido con el fin de semana en el que Pedro Sánchez se ha posicionado abiertamente a favor de este privilegio para los independentistas catalanes. Y el presidente nacional del PP, Alberto Núñez Feijóo, no ha desperdiciado la oportunidad para seguir ahondando en los reproches a los que ya se entregó tras la cumbre socialista del sábado. Ante una multitud que la organización estimó en unas 20.000 personas, Feijóo proclamó que en la amnistía «solo hay una reconciliación y es la del señor Sánchez con el sillón de presidente»

«Que no nos tomen el pelo, que no nos digan que hacen por España lo que va contra España, la amnistía no se negocia en nombre de España, se negocia en nombre de Sánchez, ni siquiera se negocia en nombre de quiénes votaron al partido socialista, no hay virtud en nada de lo que dijo ayer Sánchez, hay una necesidad, la suya», apostilló el dirigente popular.

Feijóo regresó a su reivindicación de una repetición electoral y exigió que «se le pregunte a todos los españoles que no dependen de un sueldo de Pedro Sánchez’. «Que no se le pregunte por la amnistía a los miembros del Comité Federal del PSOE que han sido elegidos a dedo y le aplaudían a él, que no se le pregunte a algunos militantes socialistas que no llegarían a fin de mes si no cobran un sueldo gracias al PSOE; esta izquierda constitucionalista a la que ya no la conoce ni la madre que la parió debe unirse a nosotros y convocar las urnas para que votemos otra vez», expresó.

Feijóo recurrió, en este punto, a un símil que convertía al presidente del Gobierno en actor: «Estamos ante un Pedro Sánchez interpretando a Pedro Sánchez y ante un PSOE interpretando el papelón de sus vidas porque ya no les queda amor propio».

El político gallego le pidió a los socialistas «que sean honestos y no nos mientan». «Los independentistas van de cara y no mienten, están diciendo lo que quieren pero Sánchez nos está mintiendo desde que llegó a La Moncloa», aseveró.

Feijóo hizo ver que «si un dirigente del PSOE piensa diferente de Sánchez está arrinconado dentro del Partido Socialista Obrero y Español». Y, a renglón seguido, azuzó en la manifestación de Málaga a los barones díscolos del socialismo para que impidan la investidura de Sánchez: «Si los pocos que alzan un poco la voz dentro del PSOE siguen sin hacer nada, seguirán siendo igual de cómplices que los que aplauden», manifestó Feijóo sin llegar a mencionar a exponentes díscolos del socialismo como el presidente manchego Emiliano García Page.

Defensa de la igualdad

Feijóo reincidió en el inicio de su discurso en las ideas que reitera a medida que se acerca una hipotética investidura de Pedro Sánchez: «Si hay que elegir entre ser el presidente de España o tener el apoyo de los españoles, me quedo con el apoyo de los españoles; esto no va de partidos ni de procedencias sino de principios, y nosotros no vamos a abandonar los principios por un cargo».

Feijóo proclamó que «nadie es más que nadie en la España constitucional, en la España democrática que hemos construido entre todos estos 45 años».

«Nadie es más que nadie por muy presidente que quiera ser ni por un puñado de votos en el Congreso de los Diputadosnadie es más que nadie si España está unida, vamos a defender la unidad de España nos cueste lo que nos cueste», recalcó.

En opinión de Alberto Núñez Feijóo, la verdad de todo lo que está pasando en España «es que no se está buscando la convivencia de nadie sino la conveniencia de uno a costa de los privilegios de la mayoría«.

Noticias relacionadas

«La verdad es que los españoles no hemos sido consultados y no hay nadie que tenga un consentimiento; la verdad es que el 23 de julio votamos un no rotundo contra la amnistía, solo un cinco por ciento votó independentismo, nadie puede obligarnos a hacer lo contrario», enfatizó.

Feijóo subrayó que «los retrocesos democráticos no son progresistas«. «Con la amnistía, los que delinquieron son exculpados y los que cumplimos somos autoinculpados, no tenemos que pedirle perdón a nadie; si quien aplica la ley pide perdón, eso es lo contrario de la democracia», afirmó el líder gallego de los populares.