domingo, julio 14

Meloni llama a una «guerra» contra el tráfico de migrantes

La primera ministra de Italia instó el miércoles a las Naciones Unidas a lanzar una «guerra global sin piedad» contra los traficantes de personas, luego de una ola de llegadas de inmigrantes a la isla de Lampedusa.

En su intervención en la Asamblea General de la ONU, la ultraderechista primera ministra Giorgia Meloni dijo que Italia, que el próximo año estará a la cabeza del G-7 —integrado por las democracias más poderosas del planeta— está lista para liderar los esfuerzos contra «los traficantes de esclavos del tercer milenio».

«¿Puede una organización como esta, que reafirma en su documento fundador la fe en la dignidad y el valor de los seres humanos, hacer la vista gorda ante esta tragedia?», se preguntó Meloni.

«Creo que es deber de esta organización rechazar cualquier enfoque hipócrita de este problema y librar una guerra global sin piedad contra los traficantes de seres humanos», indicó.

«Para hacerlo, necesitamos trabajar juntos en todos los niveles. Italia planea estar en la línea del frente de esta problemática».

Meloni, que encabeza el partido radical Hermanos de Italia, llegó al cargo en parte gracias a sus promesas de reducir la inmigración.

Unas 8.500 personas desembarcaron en la isla de Lampedusa, en el sur de Italia, a donde llegaron en 199 botes entre el lunes y el miércoles de la semana pasada, de acuerdo con la Organización Internacional para las Migraciones de la ONU.

El grupo de inmigrantes está compuesto en su mayoría de personas de África subsahariana que han ido a Tunez, país sumido en una crisis económica y cuyo presidente, Kais Saied, ha arremetido contra personas de piel oscura.

Meloni culpó a los traficantes de inmigrantes, calificándolos de «mafia» que gana tanto como los traficantes de drogas, y aseguró que Italia también podría trabajar en abordar las causas y ayudar a las naciones africanas a «crecer y properar». «África no es un continente pobre. Por el contrario es rico y tiene recursos estratégicos», añadió.