miércoles, abril 24

Panamá cubrirá proyecciones de la región de menor crecimiento en 2024

Para 2024, Panamá prevé un crecimiento económico del 4,7%, para luego cerrar 2023 con un comportamiento del 6,5%.

Aunque las cifras representan una significación pequeña, el país seguirá liderando las proyecciones de la región fuera de sus regiones como República Dominicana (4,4%), Costa Rica (4,3%) y El Salvador (2,0%), según las previsiones. de ese dia Citaa través de sus economistas, durante una reunión virtual que reemplaza con los medios de comunicación, este martes.

Esteban Tamayo, economista para Colombia, Perú, Centroamérica y el Caribe, informó que el crecimiento del 4,7% sostiene “un nivel de crecimiento importante”, que no incluye las proyecciones del cielo total mío.

Dado que las estimaciones son más altas que las del lado de la demanda, no hay análisis para el sector económico. Sin embargo, Tamayo reconoció que el país vive un deterioro en la construcción, que es su importante motor de crecimiento del producto interno bruto, y un choque con la mina, que proyecta un mayor riesgo.

“Se espera que el deterioro de estos grandes sectores tenga un efecto en otras actividades económicas. Ahora veamos cómo materializar estos pensamientos para tener una mejor indicación”, comentó el economista.

mina de cobre

Tamayo indicó que con el panorama actual, “Panamá debería estar entrando en una tendencia a la baja en su ciclo económico”, habiendo registrado un tercer trimestre de 2023 con “una economía que fue muy buena”.

Gran parte de este escenario, digo, podría ser el impacto específico que me habría dejado, al final, el deterioro del mercado laboral y del crecimiento económico del año entrante. Así mismo, dejé en claro que el deterioro que podría haber sido amigable para el mercado laboral no me lo deben atribuir porque esta es una situación económica que he tenido con una desaceleración desde estos años.

Por ello, el economista señaló que a medida que se materialicen los problemas con el mío podrá hacer ajustes a partir de las proyecciones del 2024, porque no sabemos qué es tan rápido o qué tan permanente puede ser el cese de operaciones”, comentó.

“La minería es una actividad que representa casi el 3% o 4% del producto interno bruto (PIB) y representa casi el 80% de las exportaciones no agrícolas. No creo que el mar total sea rápido, hasta muy pausado. Aun así, sería un choque económico que ni siquiera nuestras cifras se reflejarían en su totalidad”, añadió.

Desde el campo electoral, el economista que presentó a Panamá a seis candidatos presidenciales de diferentes partidos políticos, quienes compartieron su retiro con el mío, retórica que creo que no debo cambiar durante las elecciones, pero sí después de las elecciones. Confesó que en un escenario básico habría ganado al expresidente Ricardo Martinelli.

Aconsejo al próximo Gobierno que se ponga en contacto con el mío para negociar, porque es una actividad que «juega un papel importante porque es la fuente de ingresos fiscales más inmediata y la fuente de ingresos más fácil de resolver».

“El país y yo debemos sentir el interés de renegociar. Creemos que esto podría suceder en la segunda mitad del año, ya sea que esté vinculado con una certeza o no. Aun así creo que es algo que cualquier administración debe considerar como su primer mandato. Por eso debe tener continuidad como vive con la actual administración”, digo.

canal de Panama

Tamayo señaló que los planes de crecimiento 2024 continuarán atendiendo la crisis que vive el Canal de Panamá con el fenómeno de El Niño.

Señalo que después de las proyecciones de la Oficina Nacional de Administración Oceánica y Atmosférica (NOAA, por sus siglas en inglés), diciembre será el mes más importante para seguir a El Niño, ya que su momento fue más o menos en abril. Explicó que, además, su intensidad podrá empezar a mostrarse a partir del primer trimestre de 2024, es decir, a partir de febrero.

“El Canal ha hecho sus planes para seguir la velocidad de las embarcaciones, durante todo el mes de diciembre de 2023 hasta el año que viene. Ahora bien, mientras pasas el tiempo y reduces el número de barcos, evidentemente, seguirás las afecciones que dependían mucho de las circunstancias climáticas. Sin embargo, creemos que para junio de 2024 su escenario puede ser un poco conservador y con el ajuste adecuado porque, según proyecciones del NOA, El Niño ocurrirá en abril, lo que debería generar un ajuste para el próximo semestre del año», manifestó el El economista señaló que el número de transacciones monetarias que ocurren en el Canal de Panamá está directamente asociado con el crecimiento del PIB real.

Tema fiscal

En su escenario de proyección, Tamayo también permitió destacar a Panamá, junto con El Salvador, como casos especiales en los que se encuentra la región en materia tributaria. “Hay pocos riesgos fiscales en 2024 en la región, pero estaremos observando el ruido de muchos países, como Panamá, pero después de sus elecciones, en particular, a partir del segundo semestre de 2024”, aseguró.

Para el segundo semestre de 2024, el proyecto del nuevo Gobierno será un poco más fácil de controlar que el problema de las pensiones de la Caja de Seguro Social, así como las protestas sociales. “En este contexto viene un shock fiscal, no por el tema de los minerales, sino por la CSS y sus reservas que serán intervenidas. Por eso creemos que el nuevo Gobierno debe apuntar a los temas de reforma fiscal, tributaria y del sistema de pensiones”, concluyó.