miércoles, abril 24

Pinar del Río, la mayor zona productora de tabaco de Cuba, inicia la siembra 2023-2024

Esa superficie agrícola representa el 60 % de las tierras que se destinarán esta vez en la isla al cultivo de la aromática hoja, uno de sus principales renglones exportables

Un campesino trabaja en un campo sembrado de plantas de tabaco en el Valle de Viñales en la provincia Pinar del Río, en una fotografía de archivo.EFE/Ernesto Mastrascusa

La provincia occidental cubana de Pinar del Río, la mayor productora de tabaco de la isla, comenzó este viernes la siembra de 12.905 hectáreas dedicadas a ese tradicional cultivo para la campaña 2023-2024, informaron medios estatales.

Esa superficie agrícola representa el 60 % de las tierras que se destinarán esta vez en la isla al cultivo de la aromática hoja, uno de sus principales renglones exportables.

Desde esta jornada y hasta el próximo 30 de octubre se plantará el 5 % de la campaña, mientras que la siembra del restante 55 % está previsto realizarla en noviembre próximo, según explicó el coordinador del grupo Tabacuba en Pinar del Río, Osvaldo Santana, Vera, citado por el periódico de Guerrillero de esa provincia.

La temporada de siembra tabacalera -que también ha comenzado en otras regiones cubanas- abarcará en Pinar del Río 780 hectáreas destinadas al tabaco tapado -con tela- que aporta las hojas para la elaboración de los afamados puros habanos.

En el resto se plantarán variedades como burley y Virginia, ambas utilizadas en la fabricación de cigarrillos.

El directivo de Tabacuba refirió que se necesitan 7.500 casas de cura -los aposentos donde se almacenan las hojas del tabaco para su secado natural- de las cuales están listas 4.400 y aún quedan por construir unas 3.000.

El paso devastador del huracán Ian en septiembre de 2022 golpeó fuertemente la infraestructura del sector tabaquero en Pinar del Río, donde dañó el 90 %, unas 10.000 de las alrededor de 12.000 casas de cura natural de ese territorio, de acuerdo con datos oficiales.

El sector del tabaco es el cuarto mayor por ingresos de Cuba y ocupa a unos 200.000 trabajadores, que han llegado hasta los 250.000 en el pico de la cosecha.

El grupo empresarial Tabacuba es el encargado de dirigir la actividad tabacalera cubana en todas las fases desde la producción agrícola, la preindustria y la producción industrial hasta la comercialización, la logística y el desarrollo.

El final de esa cadena es la comercialización de los productos del tabaco cubano que incluye los tabacos prémium (torcidos a mano), los hechos a máquina y los cigarrillos, todos fabricados bajo una serie de marcas y formatos.