lunes, junio 17

Putin conmemora la anexión de las regiones ocupadas de Ucrania como un ejercicio de «justicia histórica»

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, ha conmemorado este sábado el primer aniversario de la anexión de las regiones ucranianas ocupadas de Jersón, Zaporiyia, Donetsk y Lugansk como un «evento histórico y definitorio», defendido por la «voluntad popular» de los ciudadanos de la región del Donbás.

Putin proclamó el 30 de septiembre de 2022 la anexión a la Federación Rusa de las regiones ucranianas, lo que implicó situar bajo su supuesta soberanía territorios que fueron ocupados militarmente. Un día antes, las autoridades rusas en estas regiones anunciaron la victoria aplastante en referéndum de los partidarios de su incorporación a Rusia; unos plebiscitos considerados como fraudulentos por Ucrania y sus aliados, y por Amnistía Internacional como «una violación flagrante del Convenio IV de Ginebra».

Para Putin, sin embargo, la votación fue fruto de una elección «consciente, esperada desde hace largo tiempo y peleada con uñas y dientes por los residentes de la región del Donbás», en el este de Ucrania, quienes demostraron «valor y un coraje implacables». El mandatario recordó ocho años previos de conflicto entre Kiev y las milicias separatistas de Donetsk y Lugansk, y acusó al Gobierno ucraniano de haber orquestado una «guerra civil a gran escala, terror y bloqueo» contra la población.

«Sin embargo, nada ni nadie puede quebrar la voluntad de millones de personas, su fe en la verdad y la justicia histórica», añadió Putin en su discurso, recogido por la agencia TASS.

Esfuerzo de reconstrucción

El presidente ruso reconoció la precaria situación de la población en estas regiones, donde «que aún queda mucho trabajo por delante y hay que solucionar problemas difíciles» para los que es necesario poner en marcha «un programa a gran escala para la reactivación y el desarrollo socioeconómico» de los que llamó «territorios históricos» de Rusia.

El presidente ruso ha prometido así que tanto «escuelas y hospitales» como «edificios residenciales y carreteras, museos y monumentos» serán reconstruidos gracias a la «ayuda fraternal» de «todas las regiones de Rusia».