miércoles, abril 24

Trump es multado con 5.000 dólares por violar la orden de silencio en su juicio por fraude en Nueva York

El expresidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha sido multado con 5.000 dólares (unos 4.700 euros) por un juez de Nueva York por violar la orden de silencio que le obligaba a no hablar de ninguno de los miembros de los trabajadores del tribunal y ya ha sido advertido en dos ocasiones de un posible encarcelamiento.

«Donald Trump ha recibido una amplia advertencia de este tribunal de las posibles repercusiones de violar una orden de silencio. Reconoció específicamente que lo entendía y lo cumpliría«, ha dicho este viernes el juez Arthur Engoron y así lo ha recogido la CNN.

«En consecuencia, ya no es apropiado emitir una nueva advertencia; este tribunal está muy por detrás de la etapa de ‘advertencia’», ha asegurado.

En el segundo día del juicio, el 3 de octubre, Engoron emitió una orden parcial de silencio para que ninguna de las partes hablara de ninguno de los miembros del tribunal después de que Trump realizara una publicación en la red social Truth atacando a una empleada del juez. La publicación aseguraba que ella era la «novia» del líder de la mayoría del Senado, Chuck Schumer, un demócrata de Nueva York, mostrando una foto de los dos juntos.

La publicación fue eliminada de Truth justo después de que la orden de silencio se emitiera, pero no se borró de la página web de la campaña de Trump.

En el tribunal, Engoron amonestó al abogado del expresidente por una «evidente violación» de la orden de silencio y sugirió que dicha violación podía acabar en «prisión».

«He tenido conocimiento de que la publicación nunca fue eliminada de la página web», ha dicho y ha añadido que, «de hecho, ha estado en la página web los últimos 17 días». «Entiendo que fue eliminada anoche, pero solo en respuesta a un email», ha concluido.

El abogado de Trump, Chris Kise, ha pedido perdón ha Engoron, diciendo que ha pasado «desapercibida» en lo que ha llamado una «página trasera» de la web de campaña del acusado. «Ciertamente pido disculpas en nombre de mi cliente».

Asimismo, Kise ha culpado a la gran maquinaria de la campaña y ha asegurado al juez que Trump ordenó que la publicación fuera borrada. «No había ninguna intención de evitar o ignorar la orden», ha aseverado.

Por su parte, el juez ha contestado que tomará «esto bajo consejo». «Quiero dejar claro que Donald Trump es todavía el responsable de la gran maquinaría, incluso si es una maquina muy grande», ha expresado, añadiendo que «en el clima sobrecalentado actual mentiras incendiarias pueden y en algunos casos ya han llevado a daños físicos serios y cosas peores».

En la orden de este viernes, el juez ha repetido su advertencia en términos claros: «No cometáis errores: futuras violaciones, ya sean intencionales o no intencionales, llevarán al infractor a sanciones mucho más severas, que pueden incluir, pero no están limitadas a ello, penalizaciones financieras mayores, acusar a Donald Trump de desacato al tribunal y posiblemente llevarlo a prisión».