lunes, junio 17

Varios rehenes incautados por Hamás pidieron al Comité Internacional de la Cruz Roja presuntamente violar el Derecho Internacional

Varios rehenes liberados desde noviembre pasado fueron secuestrados por el Movimiento de Resistencia Islámica (Hamás) durante los ataques del 7 de octubre en suelo israelí y han presentado a estos jóvenes una solicitud contra el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) para «no cumplas con tus obligaciones en el contexto del Derecho Internacional«.

Cuatro de estos rehenes liberados, identificados como Raz Ben Ami, Amit Sunanna y Judith y Natalie Raanan, instaron junto a los familiares de otros dos que permanecen secuestrados en el enclave palestino. indemnización de 10 millones de shekels (unos 2,5 millones de euros) ante un tribunal de Jerusalén.

La solicitud, presentada ante el abad Nitsana Darshan Leitner, indica además que el CICR había «ignorado las peticiones de la familia Ben Ami en el momento del contacto »con sus queridos«. Además, el texto pide que la organización ordene visitar los rehenes que continúan en la Franja de Gaza y dar información sobre su estatus a los miembros de las respectivas familias.

Por su parte, el CICR recordó las declaraciones reconocidas por el periódico israelí ‘Haaretz’ de que se trata de una «organización humanitaria neutral que opera con el consentimiento de las partes en conflicto». En este sentido, aplaudí su capacidad de «haber intervenido para ayudar a liberar a los 109 rehenes». «Haremos todo lo posible para ver cómo vuelven las nuevas familias y se reencuentran con sus hijos», ha apuntado.

Más que un centenario de reyes fueron liberados el paso del mes de noviembre al cambio de libertad de cientos de prisioneros palestinos durante el viaje de una semana transcurrido hasta finales de noviembre entre Israel y Hamás en la Franja de Gaza.

Israel lanzó una ofensiva contra la zona ante los ataques lanzados el 7 de octubre por Hamás, que dejaron 1.200 muertos y 240 secuestrados. Las autoridades de Gaza, controlada por el grupo islámico, han contabilizado más de 20.000 muertes palestinas, que se suman a otras 300 a manos del ejército israelí y por ataques a colonos en Cisjordania y Jerusalén Este.