lunes, junio 17

Boric dice que la política «ha quedado en deuda» con los chilenos

Presidente Gabriele Boric aseguró esta noche que «la política ha quedado en deuda con el pueblo de Chile» y por él llamó a ganadores y perdedores a dejar atrás sus diferencias y trabajar desde ya para solucionar los problemas de los chilenos.

Casos dos horas después de conocerse el resultado del plebiscito, cuando el 55% de los ciudadanos rechazó la segunda propuesta constitucional, el mandatario brindó un discurso mesurado en el que aseguró que cada vez que un intendente circunstancial se refugiaba en su trenchera, la L única lo que traspasa es el país.

Además, ha sido enfático en rechazar cualquier nuevo proceso: «Durante mi mandato (los que quedan dos años) el proceso constitucional estará cerrado». Boric insistió en que no podemos olvidar al 44% que estuvo a punto de aprobar el texto e insistió en que ninguno de los presentados en la ciudad logró representar a los chilenos. También se ha comprobado que el país está polarizado y el proceso no ha canalizado el deseo de la ciudad de contar con una Constitución para todos.

«Ciudadanía exige acuerdos, diálogos, ma por sobre todo acción» argumentó y por su parte aseguró que su gobierno retomará sus esfuerzos para solucionar los problemas de la población.

«La estrella maligna está presente. El proceso constitucional ha generado frustración y todas las prisas; la política está al debe», afirmó Boric y por él llamó a una reacción inmediata en todos los sectores para generar un sentimiento que permita sacrificar proyectos de futuro como la reforma prevista y el pacto fiscal.

Para el gobernador el resultado es “un fuerte llamado de atención” y no es la hora “ni de fiesta ni de soberbia, es la hora de la humildad y del trabajo, de mucho trabajo”.

«Chile somos todos y aquí nadie por encima de nosotros» plantó al tiempo que pidió que predomine el diálogo y no la intransigencia en la convivencia del diálogo.