lunes, junio 17

El Congreso aprobó las comisiones de investigación sobre la Operación Cataluña, Pegasus y los atentados del 17-A

El Congreso dio su visto bueno a la creación de tres comisiones de investigación que forma parte de la negociación del PSOE con ERC y Junts a cambio de sus apoyos párr. El mismo día en que la Cámara Baja acordó remitir el proyecto de ley orgánico de amnistía, los 178 diputados que cumplieron con el bloque de investidura aprobaron la marcha de tres comisiones parlamentarias para investigar el caso ‘Operación Cataluña’el uso del software pegasus para expiar a distinguidos líderes políticos y políticos intento de 17-A en Barcelona y Cambrils.

Durante un maratoniano debate que finalizó por la noche, PSOE, Sumar, ERC, Junts, EH Bildu, PNV, Podemos y BNG votaron a favor de dar impulso a las tres comisiones, con la negativa de PP, Vox, Coalición Canaria y UPN. El candidato del PP Carlos Rojas Se quejó de haber «sigan inventado» mítines para «mancillar» el nombre del PP y reprochó al PSOE su «indecente» y «vergonzoso» cariño hacia los independentistas. También criticó el hecho de «denigrar la justicia» con las falsas investigaciones sobre la «ley». Por su parte, el parlamentario de Vox Ignacio Gil Lázaro Denunció que ERC y Junst no tienen «ninguna legitimidad moral» para iniciar estas investigaciones.

Corrupción

La primera de las comisiones de investigación es la denominada ‘Operación Cataluña’, una rama de la conocida ‘Operación Kitchen’, según la cual durante el mandato de Mariano Rajoy hizo un uso ilegal de recursos reservados por el Ministerio del Interior para investigar y espiar a los catalanes. políticos. En concreto, enviando a los miembros de la policía andorrana obtener información sobre las cuentas bancarias de directivos catalanes en el Principado.

Entre los objetivos de esta comisión, Junts incluía la «investigación de todas aquellas iniciativas que pudieran llegar a la cabeza de las mismas» instituciones del Estado con el objetivo de perseguir la disidencia política». Aunque esta definición es muy amplia, dentro de ella se encuentra la ‘derecha’, término que también se reconoce respecto del PSOE y los posconvergentes.

Espionaje

En la comisión sobre la «operación Cataluña», Junts también incorporó la petición para investigar los contratos de compra de «software» Pegaso u otros «supuestamente utilizados para espiar a una parte de los estados oficiales». No obstante, contará con una comisión de investigación concreta para este supuesto, registrada por ERC, EH Bildu y BNG. En concreto, pretenden depurar a líderes políticos, activistas, abogados, periódicos, instituciones y sus familiares y acusados ​​de responsabilidad por «espionaje e intrusión en la privacidad e intimidación, a través del malware Pegasus y Candiru».

En la explicación de los motivos se recoge información de los que en los últimos años han afectado también a los gobiernos de Pedro Sánchez, que espió al presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, ex sus antepasados ​​Quim Torra, Carles Puigdemont y Artur Mas; a los expresidentes del Parlamento Roger Torrent y Laura Borràs; dirigentes de partidos políticos como Arnaldo Otegi (Bildu), Marta Rovira (ERC), Jordi Sánchez (Junts) o Anna Gabriel (CUP); y abogados como Andreu Van den Eynde o Gonzalo Boye, entre otros activistas independentistas.

Terrorismo

Noticias relacionadas

La última comisión presentada por Junts y el BNG se refiere a los agresores del 17 de agosto de 2017 que se encontraban en el lugar de la rambla de Barcelona Sí Sí Cambrils. Los convergentes reclaman el derecho a conocer «la verdad y las implicaciones derivadas de los agresores», «esclarecer quiénes fueron los máximos dirigentes políticos o de cualquier otra índole de los agresores» y «proponer medidas de restitución e indemnización a todas las personas afectadas».

Estos objetivos son menos específicos que los promulgados en agosto, cuando informaron que querían investigar «la asociación del Centro Nacional de Inteligencia con el Imán Es-Satty» y si «los equipos del Estado guardaban información sobre el ataque».