lunes, junio 17

El Gobierno de Milei devalúa la moneda argentina más del 50%, a 800 pesos por dólar

El gobierno del ultraliberal Javier Milei ha devaluado más del 50% de la moneda, fijando el tipo de cambio oficial en 800 pesos por dólar frente a 391 de los jóvenes, anunció el Ministro de Economía, Luis Caputoquien te aconsejara que argentinaestá en riesgo de hiperinflación.

«La génesis de nuestros problemas es siempre fiscal»Este martes se entusiasmó este ministro, que creía que el país tenía que solucionar su «dependencia» del déficit de las finanzas públicas, anunciando que reducirían las subvenciones a la energía y al transporte, entre otras medidas de austeridad.

«Si nos comportamos así, inevitablemente nos encaminamos hacia la hiperinflación», advirtió.

Argentina sufre una grave crisis económica, con una inflación anualizada superior al 140% y una tasa de pobreza superior al 40% de la población.

“El tipo de cambio oficial fue gastar 800 pesos, para que realmente los sectores productivos tuvieran los incentivos adecuados para aumentar la producción”, dijo Caputo en un discurso previamente grabado.

El gobierno mantiene hoy el sistema de control de divisas vigente desde 2019, con alrededor de diez tipos de cambio diferentes.

Milei, una economista de 53 años que durante su campaña había fabricado una motocicleta para simbolizar su idea de arreglar el gas público, asumió el gobierno de Domingo y aseguró que el país necesita un tratamiento de «shock» para superar la crisis, y descartó cualquier «gradualismo». El mandatario propone crear una tasa impositiva justa equivalente al 5% del Producto Interno Bruto.

«Ahora el Estado apoya artificialmente los precios bajos en las tarifas energéticas y en los transportes a través de estas subvenciones», argumentó el ministro en alusión al dinero que recibe el erario público por mantener precios reducidos en diversos artículos de consumo.

«Sin embargo Estos subsidios no son gratuitos, sino que se pagan con la inflación.. Lo que te den del precio del boleto lo cubrirán las subidas en el supermercado. Y con la inflación, son los pobres los que acaban financiando a los ricos», aseguró Caputo.

Las medidas de austeridad incluyen reducir el tamaño del Estado y paralizar iniciativas de infraestructura financiadas con fondos públicos que aún no han comenzado. A partir de ahora, explicó Caputo, la obra pública será financiada con fondos privados.