lunes, junio 17

El PSOE se opone a eliminar la obligación de acudir a la convocatoria de pesaje en el caso Rubiales

Los 23 jugadores del selección española de fútbol femenino Lo acabo de decir en agosto pasado. Los 23 campeones del mundo, acompañados de otros deportados, siguieron el llamado de la selección, Montse Tomé. Habían tomado la decisión entre el caso Rubiales y los próximos cambios que se producirían en la Federación. A mediados de septiembre ya no había remedio para regresar. La Ley del Deporte les obliga, con una pena leve de multa y suspensión federal. El martes, ERC recurrió al Congreso para eliminar esta obligación, pero el PSOE no lo vio con buenos ojos.

Desde la tribuna del Congreso, el diputado de ERC Bajo Montserrat criticó que las jugadoras de la Selección Femenina se vieran obligadas a regresar a «un espacio que no es un ambiente seguro» y anunció una comisión de investigación al respecto. «¿Por qué es obligatorio jugar con la Selección española si no quiere? (…) ¿Por qué tienes que obligarte si estás estresado y quieres cuidar tu salud mental? (…) «¿Por qué no se puede oponerse por motivos ideológicos?», prosiguió, antes de precisar que el motivo era «el mismo». «Lo importante es que Hay que tener derecho a decidir si hacerlo o no.«, condenó.

Se modifica el proyecto de ley presentado por los republicanos catalanes cuatro artículos de la Ley del Deportes. La primera, el 22, al establecer que los deportistas integrados en una federación estatal tendrán derecho a «acudir o renunciar a las convocatorias de las selecciones a su libre elección». Esto se reforzará con un cambio para eliminar la lista de tareas a presentar a las citaciones de selección. Por último, como tema serio, lo primero que se debe decir es no atender la citación cuando llaman a un deportador.

El rechazo socialista

Sin embargo, el PSOE sí lo ha hecho. El voto socialista Sonia Guerra Criticó la intención de combinar el caso Rubiales con la obligación de participar en la selección. Como decía, los jugadores «no se plantaron porque no querían ser convocados», incluso porque «comprendieron que negarse a ser convocados era en arma para luchar contra las injusticias«. Así, subrayó que «negoció, habló y estuvo de acuerdo» con ella.

Noticias relacionadas

«La mayoría de los deportistas trabajan continuamente con el único objetivo de ser seleccionados, porque para ellos es un premio, un honor, un reconocimiento a sus logros», apuntó después al renglón. Guerra dijo que la obligación de escuchar la citación «salvaguardia» Los intereses de los deportados antes que los clubes que prefieren que sus jugadores no participen en estas competiciones para que no se lesionen o se desmayen. » No podemos permitir que la participación en las selecciones nacionales la decidan las mismas personas que se ocupan obtén el máximo retorno económico de tu carrera deportiva de nuestros deportistas”, sentenció.

Durante el debate, la iniciativa sólo contó con el apoyo de Junts, EH Bildu, PNV BNG. Los entrenadores independentistas han criticado que se obligue a los jugadores a competir en equipos a los que tal vez no quieran representar.