lunes, junio 17

El PSOE y Junts exploran fecha y lugar para una reunión entre Sánchez y Puigdemont

Pedro SánchezCarlos Puigdemont celebraron los milagros en el Parlamento Europeo a las primeras de cambio del referéndum independentista de 2017. Al menos, en público. “Las oportunidades hay que aprovecharlas cuando se presentan. Si van a pasar Lo lamento, las consecuencias nunca son agradables», advirtió el expresidente de la Generalitat al jefe del ejecutivo, que acogió a Estrasburgo para equilibrar la presidencia española de la UE. “Está en nuestras manos registrarlo”, Sánchez impugnó. Un día después, estos jóvenes de Junts per Catalunya anunciaron que ambos líderes se reunirían en breve, sin la presencia del «verificador» internacional elegido por los socialistas y los posconvergentes para verificar sus negociaciones durante la actual legislatura estrenada. El PSOE insiste de momento con motivo de la reunión no estas cerrado, pero admito que ocurrirá más tarde.

«Nos vimos obligados a reunirnos el día y el lugar para poder verlo. Lo importante es que si os reunís y habláis, en una reunión como debe ser, sin fotos ni logos del partido», afirmó el secretario general de Junts en La 2 y Ràdio 4, Jordi Turull. Arriba de la mesa llega el momento del encuentro, que al principio será un poco dentro, y en su ubicación. La ciudad elegida debe ser extranjera, ya que Puigdemont abandonó España hace seis años huyendo de la justicia y esperan regresar a Cataluña cuando entre en vigor la ley de amnistía, lo que no se espera antes de abril.

La versión transmitida en el PSOE y en el Gobierno no es contradictoria. Los socialistas, que tienen rodeado los contactos con Junts de la más Absoluta discreción, anticipa que tendrá una reunión presidencial entre Sánchez y Puigdemont («se verán en algún momento», explica), pero al mismo tiempo descarta la inminente reunión. “Lo que pase en el futuro será verdad, pero ahora no pasará nada nada en la agenda”, anunció en la copa del partido, donde no se puede dar por sentado el anuncio de Turull No sorpresa. El secretario general de Junts acababa de advertir a los socialistas que enviarían este mensaje.

El encuentro con Aragonès

Sólo Sánchez, que nunca tuvo uno relación fluida Con Puigdemont acordé traerlo de vuelta a España en 2019 para poder encontrarlo, sin cerrar la puerta a un evento de este tipo, estoy deseando poder ir allí en los próximos días. «Veo mi agenda y en ella lo que tengo es una reunión con el presidente de la Generalitat, peras aragonesas, el día 21 como consecuencia de la visita que estábamos a punto de realizar supercomputadoras de Barcelona», señaló el jefe del Ejecutivo desde Bruselas, donde participa en el Consejo Europeo.

Los jóvenes de la semana que vendrán al Palau Sánchez y Aragonés, dos directivos que chocan con ellos vinculos En la pasada legislatura, con ERC apoyando la mayoría de las iniciativas del Gobierno central, papel en el que el PSOE intenta ahora sumar a Junts. El 31 de diciembre, los presidentes de España y Cataluña mantuvieron una conversación en la que coincidieron en los principales aspectos de la ley de amnistía. Varios altos cargos socialistas consideran que las palabras de Turull al anunciar la citación de Sánchez y Puigdemont pueden haber tenido algo que ver con la “revalidación” entre Junts y ERC, quien siempre pasa por alto las negociaciones con ambas partes. “Me parece bien que el pueblo sea rey”, se limitó a contestar a Aragonès cuando le preguntaron por la posible cita del líder socialista con su antecesor en la Generalitat. “Nada que comentar”, añadido.

Los Presupuestos

Noticias relacionadas

El futuro encuentro entre Sánchez y Puigdemont, afirma Turull, busca “normalizar una relación y una negociación entre dos presidentes que, desde 2017, fruto de la represión, no es posible”. La citación, que según el PP sólo servirá para que el jefe del Ejecutivo reciba «ordenes»; porque es una “títere”; de un “refugiado de la Justicia”, se acercará a él «conflicto politico», concluyó Turull.

Pero también hay sugerencias a corto plazo sobre la mesa, como las siguientes Condiciones Generales del Estado, después de que el Ejecutivo haya aprobado el pasado martes el techo de gasto no financiero para el año que viene. Las cuentas públicas no se saldarán rápidamente ya que la competencia de Junts y Puigdemont ya han advertido que se puede hacerlo si no hay «anticipos»; en negociaciones con el PSOE.