martes, abril 16

La criminal junta fiscal del Supremo vota los martillos sobre el terrorismo y Puigdemont, por Ernesto Ekaizer

El fiscal general del Estado, Álvaro García Ortiz, dejó en manos del consejo de la sección de lo Penal del Tribunal Supremo la decisión de informar a la Sala de Admisión de este tribunal sobre la solicitud del juez Manuel García-Castellón ( exposición razonada) para imputar al eurodiputado Carles Puigdemont acusado de terrorismo en el caso Tsunami Democràtic. Según EL PERIÓDICO, el consejo fiscal que conformó la primera sección penal deliberará el martes 6 de febrero a partir de las 10:00 horas en la madrileña calle de Fortuny, 4, a razón de un impuesto pagado al fiscal Álvaro Redondo y votarán el informe.

No serán, por tanto, los equipos fiscales exclusivos -ni ninguno de ellos- quienes presenten la acusación en el juicio del ‘procés’, ni la teniente fiscal del Supremo, Ángeles Sánchez, quien les informe. Pero tres de ellos -Fidel Cadena, Consuelo Madrigal y Javier Zaragoza- integran el primer tramo, que cuenta con 13 impuestos. El presidente Cadena y el director fiscal Javier Sánchez-Covisa.

Los recaudadores de impuestos llevan contando desde la semana pasada, según confirma este diario, con las dos piezas -base de la deliberación y del voto: la exposición de 101 páginas de la jurisprudencia García-Castellón elevada al Supremo el 21 de noviembre de 2023 y un extenso repaso a la situación fiscal de Redondo.

Por tanto, los informes de la Fiscalía de la Audiencia Nacional contrarios a la calificación de la causa del Tsunami Democràtic -manifestaciones y corte de carreteras en 2019 en protesta contra la sentencia del ‘procés’- como delito de terrorismo y a la participación de Puigdemont en el liderazgo de dicho movimiento no formarán, en principio, parte del debate.