sábado, abril 13

Milei denuncia las primeras protestas de piqueteros en las calles: «La bajita, no cobra»

Buenos Aires amó los milagros, el día del primer gran mitin en la calle contra la ‘motosierra’ -sus anuncios desde la fiesta pública del gas- de Javier Milei, al igual que las inquietantes escenas de la película ‘Hijos de los hombres’ (2006). ), cuando un hombre camina por un Londres distópico en un mundo donde no nacen bebés. Clive Owen, que interpreta al protagonista, sale en trenes y metros, donde hay barreras que separan a las personas que intentan entrar a la ciudad desde el exterior. Mientras los altavoces difunden una y otra vez mensajes advirtiendo a agitadores, ilegales o desconocidos. Animan a denunciar a estas ‘personas extrañas’. El objetivo del mensaje que se puede captar buenos días en la ciudad de Buenos Aires no es el mismo, aunque el tono y la intención recuerdan a los emitidos en la citada película. En la estación de Retiro aparecen los carteles que rezan: «El que corta, no cobra». Se trata de una promesa hecha por Milei a su oficina presidencial el 10 de diciembre y repetida la noche anterior por la ministra de Capital Humano, Sandra Petovello. El ministro aseguró que cualquier persona relacionada con quienes participaron en los piquetes convocados la tarde del 20 de diciembre por organizaciones sociales, con la intención de protestar contra las nuevas medidas del Gobierno de Milei, verificaron su plan de asistencia. Teléfono de denuncias El nuevo ejecutivo abrió una línea telefónica exclusiva para aquellas personas que se sintieran interesadas en participar en las protestas, con el fin de denunciar el acoso. Esto se debe a que, en muchas de estas manifestaciones, líderes de organizaciones sociales reciben dinero o realizan repartos selectivos de sus planes de asistencia, en función de la participación en manifestaciones y piquetes. News Report Standard No Mile Ordenado sobre las últimas novedades según lo dirigido en un directo en Instagram: «La palabra está llena» A. Cabeza El presidente argentino realizó la grabación de su mensaje presidencial y aprobó mostrar algunos detalles de su nuevo espacio de trabajo según Al gobierno, y al interior de esta edición -cuatro de la tarde, hora local-, la Secretaría de Comunicación afirmó haber recibido más de 700 llamadas de personas que se sintieron pensadas en asistir a la protesta por el cambio de acceso a las ayudas. Durante la larga jornada, los autobuses de los grupos policiales pasan a revisar a los pasajeros y tomar con sus teléfonos móviles sus roles y pertenencias. Algunos usuarios se indignaron y decidieron grabar sus propios vídeos. En algunas paradas de autobús y estaciones de metro hay protestas por este tipo de operaciones. Esta semana, la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, había sugerido la posibilidad de utilizar las Fuerzas Armadas en caso de que la situación fuera violenta. Dos derechos reconocidos Hay una diferencia en lo que discuten gobierno y opositores. En Argentina, el derecho a la libre manifestación está garantizado por ley, al igual que el derecho a la libre circulación. El entorno de Milei advierte que sólo serán castigados quienes cortejen y hagan piquets, no quienes simplemente se muestren. Sin embargo, la línea que define ambos conceptos es tenue. Alrededor de las 16.15 hora local, la Plaza de Mayo se llenó de un buen número de manifestantes pacíficos. Según una reciente entrevista publicada por la UBA (Universidad de Buenos Aires), por ejemplo, el 65% de los afiliados dice estar a tono con las medidas antipiquetes, mientras que el 35% está en contra. Esta tendencia se remonta a los años 2001, cuando los ataques violentos en las reyertas policiales provocaron un total de 39 muertes. El entorno de Milei advierte que sólo se castigará a quienes se alineen en las calles y monten piquetes, no a quienes simplemente se manifiesten. El protocolo antidisturbios del Gobierno sólo aborda la opción de los ladridos callejeros y las calles. Las personas que cometan estos delitos serán detenidas y perderán su derecho a los planes de asistencia social. «Sólo quiero manifestarme con una bandera, no tengo un plan, pero todo es un plan para conquistar a la Argentina, más aún. Lo siento, terminaré el día entre reyes. Pero yo no voté por esto y quiero decirlo claro”, dice Romero Martínez, de 38 años. A primera hora del final de la Navidad, mientras las buenas calles seguían bloqueadas por las fuerzas de seguridad, los manifestantes se reunieron en las calles, gritando carteles y enrollando algunas botellas. Entre las medidas anunciadas la semana pasada y que están detrás de la protesta, están las divulgadas por el ministro de Economía, Luis Caputo: altas de subsidios, devaluación del peso en un 50%, reducción de las transferencias a las provincias y reducción de ministerios y secretarías. . Además, Milei dio a conocer una serie de nuevos medicamentos en un mensaje grabado, que, según medios locales, incluye la paralización de obras públicas y su transición a la iniciativa privada, nuevas privatizaciones y el cierre de programas kirchneristas. El objetivo, reducir los costos, puede ser, como dijo el mismo presidente, «no hay plata».