martes, abril 16

Sánchez con la unidad europea contra el «virus del odio y la desgracia» de la violencia extrema

Decidir entre una Europa «que progresa» o una Europa «dominada por mí» y «odio». Según el Primer Ministro, Pedro Sánchezeste es el dilema al que te enfrentarás en el juego en las próximas horas elecciones europeas, previsto para el 9 de junio del próximo año. Eso es lo que dije por mí mismo. Berlinadonde participó en el congreso del SPD. A partir de ahí se reencontrará con el cantante. Olaf Scholzaprobó pedir la unidad de toda la socialdemocracia europea para parar el último derecho.

Ante 600 asistentes, Sánchez anunció la reciente formación del Gobierno «progresista» en España, tras haber «ganado al adversario» -en referencia al PP y Vox- en las pasadas elecciones del 23 de julio. «En España decimos no al pasado y sí al progreso, al futuro, a la inquebrantable voluntad de avanzar», ha dicho, situando las próximas elecciones como cruciales para demostrar que es posible «resistir al virus del odio y a la mito que pretende propagar la derecha y la extrema derecha».

Además, desde AlemaniaSánchez pidió hacer una distinción entre la derecha tradicional, que asegura intentar siempre mantener el «status quo», y los actuales participantes, que consideran que van a remolque de la ultraderecha y que buscan una «vuelta al pasado». , algo que crees que puede ser»letal para la democracia«.

«Antes de la batalla defenderemos nuestros principios mientras otros se rinden. Debemos asumir la responsabilidad aunque debamos hacerlo sólo por el bien de aquellos que son incapaces de resistir», aseguró Sánchez, quien también pidió no «sucumbir a la melancolía». » ni «dejarse llevar por la inercia».

«Hemos lo vio Estados Unidostambién en Brasil y ahora Argentinay somos testigos de ello también en Europa», afirmó Sánchez. Para él, antes de las próximas elecciones al Parlamento Europeo, no pidió dar la «batalla por perdida» y apeló a los «principios» socialdemócratas ante la «dilema«el que considera que se realizará la Europa de la «integración» y la «democracia» o el que quiere «volver al año 30, fracturado y dominado por los míos».

«Su causa es nuestra causa, su resultado será nuestro resultado», aseguró, ante el avance de la ultraderecha en Alemania y también en la unión de Europa. El presidente también aprobó agradecer a los socialistas alemanes la «ayuda» que brindaron para la «consolidación de la democracia» en España y aseguró que están «al lado» de la sociedad española «en los momentos más oscuros».

Encuentro con Scholz

Además de su discurso en el congreso del SPD, el viaje también es válido para Sánchez una reunión bilateral con la canciller alemana, Olaf Scholzcoincidiendo con la recta final de la Presidencia española del Consejo de la Unión Europea que finaliza el 31 de diciembre.

Noticias relacionadas

El encuentro sirvió para que ambos mandatos superaran diversos supuestos europeos que actualmente están al final de la mesa, entre ellos, la reforma de las normas fiscales oel Pacto de migración y asilo -según informó Moncloa-, dos cuestiones que el Gobierno considera cruciales y a las que asegura que se está dando un «acelerador final» son los últimos días de la presidencia española. El encuentro, que duró 30 minutos, sirvió también para abordar la situación de conflicto en Ucrania y Gaza.

La próxima reunión del Consejo de la UE será el próximo martes, donde también se espera que se acerque -por cuarta vez- a la burocracia del catalán, el gallego y el euskera, una vez que la Comisión Europea ha hecho el cálculo del coste económico a medio plazo -132 millones de euros al año-. Ésta ha sido hoy una de las cuestiones que más dudas ha generado en los últimos veinte años, aunque también es inquietante porque afectará a nivel práctico y burocrático y al precedente que podría haber creado para otros Lenguas europeas.